La Carpeta:
1 de 10
 
Con buenos y malos... con mejores y peores ahí va integrandóse el gobierno de López Obrador, que sobre todo necesita dinero, es decir, impuestos, para pagar sus proyectos.
Federico Arreola
julio 9, 2018, 3:28 pm

“Los ricos no son como nosotros, pagan menos impuestos.” // Peter De Vries

Leo entre los colaboradores especializados en economía del diario Excélsior algunas noticias interesantes:

La buena (ojalá sea cierta)

Ha dicho David Páramo: “Hay una gran expectación en torno a quién podría ser el jefe del Servicio de Administración Tributaria. De hecho, hay rumores, incluso, que podría regresar al cargo Aristóteles Núñez, quien ciertamente tuvo un trabajo muy destacado en ese cargo, sin embargo, otros descartan la posibilidad por cuestiones políticas. Sea como sea, en el SAT se requiere un perfil altamente técnico”.

Nadie mejor que Aristóteles, un hombre sin duda cercano al equipo económico del presidente Peña Nieto —sobre todo a Meade y a Videgaray—, pero que posee criterio propio, no se deja presionar, es muy critico, absolutamente honesto, huele a pueblo —es un producto de la cultura del esfuerzo— y conoce a la perfección un cargo fundamental para cualquier gobierno: el de la recaudación de impuestos.

Sin dinero, que básicamente se consigue de los impuestos, ninguna administración pública es viable.

Andrés Manuel necesita, por lo menos en la primera etapa de su gobierno, a un verdadero experto, y Aristóteles lo es.

Ello es particularmente cierto en un país como el nuestro en el que, Andrés Manuel lo sabe —en su etapa de presidente legítimo hizo interesantes estudios con Mario di Constanzo para demostrarlo— los ricos simple y sencillamente no pagan impuestos.

¿Apuesto Andrés a que ese era el verdadero motivo del video en el que tanto lo elogian algunos de los más grandes empresarios de México?

La mala (ojalá no sea cierta)

Darío Celis anuncia venganzas de AMLO:

1. “Efectivamente, uno de los primeros asuntos que va a investigar el nuevo gobierno de Andrés Manuel López Obrador es el origen del financiamiento para el documental Populismo en América Latina, que corrió a cargo de la casa productora La División, propiedad de Javier García Mata”.

2. “Y es que en el equipo del tabasqueño hay información de que, en parte, se pagaría indirectamente con recursos federales”.

3. “En la mira está Alejandro Quintero, presidente de GTVP (Antes TV Promo), miembro del war room del candidato priista José Antonio Meade. Y es que no se puede separar el hecho de que la esposa de García Mata es Virna Gómez Piña, cercana colaboradora de Quintero por más de una década”.

4. “Esta serie costó alrededor de 80 millones de pesos y que para su promoción, difusión y distribución se destinó otro tanto. Desde el principio se vio la intención de incidir en las pasadas elecciones. El Consejo Mexicano de Negocios, de Alejandro Ramírez, se montó en la campaña sucia”.

5. “La estrategia mediática la empujaron a través de Zimat, la agencia de cabildeo y relaciones públicas de Martha Mejía. Ninguna televisora quiso transmitirla”.

Mi comentario: AMLO no debe caer en la tentación de la venganza. No vale la pena. De hecho, no lo hará: lo suyo no es el desquite, nunca lo ha sido.

La peor: ¿Bartlett a la CFE? ¿No es ya bastante lamentable Germán Martínez en el IMSS?

El mismo columnista Celis dice:

1. “No lo comente mucho, pero el que ya casi tiene amarrada una de las dos empresas productivas del Estado es el coordinador de los senadores de Morena y el PT, Manuel Bartlett”.

2. “El exsecretario de Gobernación en el sexenio de Miguel de la Madrid se perfila a ser el próximo director de la Comisión Federal de Electricidad (CFE)”.

Mi comentario: Qué espanto. Bartlett no solo es un político ya obsoleto, sino que representa lo peor del viejo sistema. Premiarlo con un cargo tan importante no va a beneficiar al gobierno de López Obrador, que ya cometió un error gravísimo al darle la dirección del IMSS a un hombre que carece del perfil que se necesita para encabezar tal institución, el panista ultra conservador Germán Martínez.