La Carpeta:
1 de 10
 
Tienen razón las personas que argumentan que los dados están cargados en el debate relacionado con la consulta de los próximos días para decidir sobre el nuevo aeropuerto.
Federico Arreola
octubre 23, 2018, 11:46 am

Tienen razón las personas que argumentan que los dados están cargados en el debate relacionado con la consulta de los próximos días para decidir sobre el nuevo aeropuerto.

Una revisión de la prensa de hoy no deja la menor duda: la cargada opera con todo a favor de la opción de Texcoco, contra el proyecto de Santa Lucía e inclusive contra la misma consulta.

El argumento de la inmensa mayoría de quienes insisten en que el aeropuerto siga construyéndose en Texcoco es la siembra de miedo. La historia se repite: así ha sido en otros enfrentamientos del sistema mediático contra AMLO.

Gabriel Casillas, de El Financiero

Cancelar el aeropuerto en Texcoco tendría consecuencias: “Una de ellas es la posibilidad de que inversionistas, tanto nacionales como extranjeros, se ‘desencanten’ con nuestro país y prefieran llevar a cabo inversiones en otros países”.

Héctor Aguilar Camín, de Milenio:

“De modo que aunque el aeropuerto no es asunto que le importe a la mayor parte de la población, puede ser un mensaje decisivo para los mercados y los inversionistas respecto de si vale o no la pena meter dinero en México. Muy mal empezará su gobierno López Obrador si cancela la inversión que tiene sobre la mesa”.

José Woldenberg, de El Universal:

La consulta “debería suspenderse”.

Genaro Lozano, de Reforma:

“Yo sí voy a votar en la consulta y lo haré por Texcoco. Voy a votar por Texcoco porque me parece la única solución a la saturación del aeropuerto actual. El combo Santa Lucía/Toluca/actual es paliativo. Voy a votar por Texcoco porque cancelarlo significaría pérdidas millonarias”.

Jeanette Leyva, de El Financiero:

“El gran negocio del aeropuerto que puede perder AMLO”.

Francisco Garfias, de Excélsior:

“AMLO empieza a toparse con la terca realidad global. Ése será el mayor contrapeso que enfrente La 4a Transformación. No le haría mal al presidente electo ponerse a reflexionar en las sabias palabras que pronunció Enrique de la Madrid, secretario de Turismo, en un video que subió a las redes sociales, el pasado domingo, para alertar sobre las consecuencias de suspender las obras en el aeropuerto de Texcoco: ‘La confianza lleva años construirse, segundos destruirse y una eternidad restablecer’…”.

Enrique Quintana, de El Financiero:

“Como le he comentado, no tengo duda de que la votación va a favorecer a Santa Lucía. Si de ese resultado, como lo ha dicho, AMLO deriva la cancelación del proyecto de Texcoco, es probable que veamos en el tipo de cambio el primer signo visible de nerviosismo. No descarte usted que el próximo lunes veamos un dólar por arriba de 20 pesos, como respuesta de los inversionistas a la inquietud que derivaría de la cancelación del proyecto de Texcoco y al significado de ese hecho”.

Templo Mayor, de Reforma:

“Pese al rechazo por la ilegalidad de la consulta sobre el nuevo aeropuerto, resulta interesante ver cómo algunos ciudadanos en lo personal y otros en lo colectivo han optado por promover que la gente vaya y vote en favor del proyecto en Texcoco. Desde videos tipo selfie distribuidos de mano en mano vía WhatsApp, publicaciones en Facebook y hasta una petición en Change.org que ya cuenta con 125 mil firmas, los apoyos al NAIM se multiplican, con todo y que la consulta convocada por el próximo gobierno no ofrece la más mínima garantía en sus resultados. Quienes tienen el colmillo político largo, dicen que la consulta podría ser una estrategia de Andrés Manuel López Obrador para legitimar dos cosas: por un lado, la decisión de romper su promesa de campaña de frenar el aeropuerto, atribuyéndosela al pueblo sabio. Y por el otro, darle carta de naturalización a este tipo de consultas al ‘perder’ la primera, pues así difícilmente se podrían descalificar las próximas que haya. ¿Será?”.

Ana Francisca Vega, de El Universal:

“Consulta sobre #NAICM: oportunidad perdida… No hay argumentos que sostengan la opción de Santa Lucía y el ‘sistema aeroportuario’ planeado por López Obrador y su equipo… La consulta planteada en los términos de López Obrador es… quizá la más significativa oportunidad perdida”.

David Páramo, Excélsior:

"La decisión del nuevo aeropuerto marcará cómo será el siguiente sexenio entre la iniciativa privada y la nueva administración. Se determinará si pesarán más las concepciones políticas sobre las decisiones adecuadas para generar un entorno positivo a la inversión a favor de la mayoría de los mexicanos. Como lo refleja el peso, que cerró en 19.37 pesos por dólar, la determinación sobre el NAIM ha sido el detonador de una serie de preocupaciones…”.

Alberto Aguilar, de El Heraldo de México:

“Este jueves dará inicio la consulta pública que empuja el próximo gobierno de Andrés Manuel López Obrador para definir el futuro del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM). Sobra decir que el ejercicio que se realizará hasta el domingo no tiene validez jurídica. Eso sí, en caso de que se revierta la construcción de la obra que ya se realiza en Texcoco y que ya ha implicado una erogación de 58 mil millones de pesos (mdp) se generará un delicado precedente. La incertidumbre…”.

Sergio Sarmiento, de Reforma:

“López Obrador sabe cómo manipular las consultas. La clave radica en tener ejercicios en que no participe toda la población, sino solo sus simpatizantes. En la del aeropuerto quiere aplicar la misma técnica y cargar los dados...".

Enrique Mercado, de Excélsior:

“También hay una enorme incertidumbre entre los inversionistas nacionales y extranjeros por el manipuleo que se ha hecho con el tema del Nuevo Aeropuerto Internacional de México. Someter a consulta la construcción del NAIM atenta contra la seguridad jurídica que debe rodear siempre proyectos de inversión de ese tamaño, ahora sujetos a una consulta popular, lo cual hace que cualquier inversionista piense con razón que la consulta popular puede acabar con un proyecto, no importa cómo se haya iniciado y cuáles hayan sido las seguridades que el gobierno haya dado”.

Carlos Velázquez, de Excélsior:

“Hace algunas semanas, un empresario turístico importante decía que él y sus socios esperaban invitar en enero al presidente López Obrador, para poner la primera piedra de un nuevo hotel de cientos de habitaciones. Vamos a seguir invirtiendo, dijo, salvo que se cancele el Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM). Sólo si eso sucede, comentó, habría que revisar si mantenemos un plan de inversiones agresivo como el que tenemos”.