La Carpeta:
1 de 10
 
.
Staff
febrero 13, 2017, 9:07 am

Para no caer en un vacío legal ante las últimas modificaciones legales en desarrollo urbano, con la aplicación de la Ley de Asentamientos Humanos, expertos demandaron a AMA ver esta situación.

Así es que es urgente que la Asociación Metropolitana de Alcaldes (AMA) se apresure a la adecuación a ley de asentamientos humanos

Dicho ello, se urge a que los municipios de Nuevo León deberán de ganarle tiempo al tiempo ante el término del plazo para que se apliquen las adecuaciones necesarias en leyes, reglamentos, y planes de desarrollo urbano, debido a que la controversia constitucional interpuesta no frena a la Ley General de Asentamientos Humanos, dijo Rubén Salinas.

El abogado y experto, Rubén Salinas dijo que la "Nueva Ley General de Asentamientos Humanos y su impacto sobre la Ciudad, el desarrollo inmobiliario y la arquitectura".

Esta mes, tras haber pactado el trabajo de debate sobre el tema en la Escuela de Gobierno del ITESM, dijo que es necesario que los alcaldes atiendan estos temas ya.

Además de que, mientras se analiza el recurso interpuesto por los miembros de la Asociación Metropolitana de Alcaldes (AMA), se estarían adelantando los artículos transitorios de dicha legislación federal, de lo contrario podrían caer en incumplimiento.

“El detalle es que la controversia constitucional no suspende que vayan a cumplir la ley, entonces si la controversia constitucional va a demorar dos, cuatro años a que la Suprema Corte resuelva, se les va a adelantar los transitorios de la ley.

“(Estos transitorios) obliga a los tres órdenes de gobierno, estado municipios y federación a adecuar todas sus legislaciones, si para reformar simplemente un plan, hacer consultas públicas, audiencias, se pueden tardar seis o siete meses, imagínate para adecuar toda la ley”, detalló.

Agregó que ya va muy avanzado el tiempo, por lo que los municipios deben de actuar con mucha agilidad para que puedan adecuarse a la norma federal, y estarán a contratiempo, además de que eventualmente podrían incurrir en responsabilidad administrativa.

// El Porvenir