La Carpeta:
1 de 10
 
El procurador general Eric Holder sostuvo hoy en el Congreso que Estados Unidos necesita un nuevo “estatuto integral” de tráfico de armas como parte de la lucha contra el trasiego de rifles de alto poder a México.
Staff
junio 7, 2012, 1:03 pm

El procurador general Eric Holder sostuvo hoy en el Congreso que Estados Unidos necesita un nuevo “estatuto integral” de tráfico de armas como parte de la lucha contra el trasiego de rifles de alto poder a México.

Ante el Comité Judicial de la Cámara de Representantes, Holder lamentó que de 94 mil armas decomisadas en México, un total de 64 mil fueron rastreadas hasta sus orígenes de venta en Estados Unidos.

“Necesitamos un estatuto integral de tráfico de armas, sanciones más duras para intermediarios en la compra de armas (...) necesitamos dar a la Oficina de Alcohol, Tabaco, Armas de Fuego y Explosivos (ATF) los recursos que necesita”, señaló.

Durante el año fiscal 2011, el Congreso recortó a la mitad la petición del Departamento de Justicia para financiar 14 equipos de rastreo de armas. “Eso reduce nuestra capacidad de hacer este tipo de cosas”, explicó el procurador.

En enero pasado una jueza validó la regla de la ATF que obliga a ocho mil armerías en Arizona, Texas, Nuevo México y California a reportar a las autoridades toda compra múltiple de armas largas que ocurra durante un periodo de cinco días.

La regla, que es rebatida por la Asociación Nacional del Rifle (NRA), incluye a todos los rifles mayores a calibre .22 que tengan cargadores removibles.

“El Congreso no debe tratar de bloquear el requerimiento del reporte de compra de armas largas”, señaló Holder durante la audiencia que incluyó un amplio análisis de la polémica operación "Rápido y Furioso" de trasiego ilegal de armas a México.

“Esa es una valiosa herramienta de inteligencia que nos ha ayudado mientras ha estado en vigencia en sólo cuatro estados fronterizos, para desarrollar pistas y lidiar con las situaciones que ha descrito”, añadió el procurador.

Durante la audiencia, el demócrata de más alto rango John Conyers sugirió que el Congreso debe asimismo considerar la renovación de la Prohibición de Armas de Asalto, que fue dejada por la administración Bush en 2004.

El restablecimiento de la Prohibición de Armas de Asalto en Estados Unidos es apoyada por el gobierno mexicano.

Un reporte emitido por la ATF en abril muestra que, de acuerdo con autoridades mexicanas, los rifles de asalto AK-47 y AR-15 son usados más frecuentemente en la comisión de crímenes violentos por cárteles de las drogas.

La ATF indicó que el gobierno de México proporcionó a la agencia archivos electrónicos con los datos de identificación de las armas confiscadas e información de su recuperación a partir de septiembre de 2009.

Los archivos contenían información sobre más de 43 mil rastreos de armas, excluyendo duplicados, la mayoría recuperadas en los años calendario de 2007 a 2009, apuntó la dependencia.

La ATF puntualizó que en el año calendario 2007 se rastrearon 17 mil 372 armas de fuego, de las que 68.3 por ciento fueron manufacturadas o importadas en Estados Unidos y el resto en otros países no especificados.

En 2008, se investigó el origen de 32 mil 111 armas, de las que 65.5 por ciento se determinó fueron vendidas por un fabricante o importador estadunidense y 34.5 por ciento por un país no determinado.

La cifra del año calendario 2009 fue de 21 mil 555 armas y 66.7 por ciento fue rastreado en Estados Unidos.

En tanto, en 2010 fueron recuperadas y rastreadas ocho mil 338 armas de fuego, estableciéndose que 76.8 por ciento fueron primero vendidas por un fabricante o importador estadunidense.

La cifra aumentó a 20 mil 335 armas en 2011, de las cuales 71.3 por ciento fueron rastreadas como estadunidenses.

// Notimex