La Carpeta:
1 de 10
 
.
Staff
diciembre 11, 2017, 8:51 am

La Iglesia Católica de Monterrey, en voz del arzobispo Rogelio Cabrera López, pidió a la comunidad vivir con fervor estas fiestas decembrinas.

El prelado dijo que "en nuestro caminar hacia las celebraciones de la Natividad del Señor, la sociedad se encuentra con una fiesta que une de manera especial a todos los mexicanos, la solemnidad de la Virgen de Guadalupe, esta celebración debe ser motivada principalmente por nuestra gratitud a Dios por el privilegio que ha concedido a nuestra Nación, al permitir que tengamos, desde 1531, la imagen de su Madre Santísima".

"Invito a todos los fieles devotos de la Virgen de Guadalupe a que disfrutemos estas fiestas en la alegría de la fe, buscando, particularmente, hacer la vida en el servicio a los hermanos más necesitados, iniciando en nuestra propia familia. Considero que uno de los mejores regalos que, como hijos, podemos dar a nuestra Madre, es el compromiso de hacer el bien, de vivir al máximo las obras de misericordia y no quedarnos en una bonita celebración pasajera, sino que la continuemos diariamente en la práctica de la caridad", señaló.

Y es que en voz de la Iglesia, dijo que es de agradecerle a todos los mexicanos, la solemnidad de la Virgen de Guadalupe, esta celebración debe ser motivada principalmente por la gratitud a Dios, por el privilegio que ha concedido a nuestra Nación.

Por lo que en especial a los fieles devotos de la Virgen de Guadalupe, a que disfrutemos estas fiestas en la alegría de la fe, buscando, particularmente, hacer la vida en el servicio a los hermanos más necesitados, iniciando en nuestra propia familia.

Además pido a Dios que las fiestas de la Virgen de Guadalupe se desarrollen con la devoción propia y el compromiso firme de ser mejores cada día.

Y finalmente, felicitó a los integrantes de los dos equipos de futbol de nuestra ciudad por ser protagonistas de la final del torneo de futbol mexicano.

“Hasta hoy, hemos sido testigos del respeto entre los seguidores de ambos equipos y eso nos alegra, por lo que deseamos que así se continúe y que la fiesta se siga viviendo en armonía y paz, disfrutando en familia y con amigos el juego de este día, respetando el resultado final y reconociendo en ambos equipos su tenacidad para llegar a esta última etapa.

Igualmente agradeció a Dios por estos 5 años que me ha permitido servir a esta comunidad: “Que sepan los fieles de nuestra arquidiócesis que estoy siempre contento de servirles”.

// El Porvenir