La Carpeta:
1 de 10
 
Al señalar que el 63 por ciento de las mujeres que usan el metro son víctimas de alguna agresión de índole sexual, la bancada del PAN en el Congreso local solicitó el incremento a las sanciones por este tipo de situaciones.
Staff
marzo 6, 2018, 8:00 am

Al señalar que el 63 por ciento de las mujeres que usan el metro son víctimas de alguna agresión de índole sexual, la bancada del PAN en el Congreso local solicitó el incremento a las sanciones por este tipo de situaciones.

Daniel Carrillo Martínez, promotor de la propuesta, dijo que por este tipo de actos en contra de las mujeres se podría tipificar el delito de atentados al pudor dentro del transporte público.

De acuerdo al dictamen que presentó, es una iniciativa de reforma al Artículo 206 Bis del Código Penal del estado para que la pena de prisión por atentados al pudor dentro del transporte público se incremente de uno a cinco años de prisión.

“La reforma, es una reforma al Código Penal del estado de Nuevo León para endurecer las penas de los actos y violaciones que se susciten al interior del transporte público; esto como consecuencia de la reunión que sostuvimos con Metrorrey la semana pasada en dónde acordamos trabajar para erradicar la violencia de género principalmente en el Metro pero esto trae como consecuencia avizorar que se pueden implementar en las otras modalidades de transporte público”, mencionó.

“Principalmente en temas de difusión, en temas de actividades para poder vincular le renovación de valores el fortalecimiento de la creación de una nueva cultura de usuarios dentro del transporte público”, añadió Daniel Carrillo.

El diputado panista señaló que de acuerdo a información del Instituto Estatal de las Mujeres, el 63 por ciento de las mujeres que utilizan el Metro sufre un acto violento de género por parte de un varón; decir casi el 30 por ciento de todos los usuarios del Sistema Colectivo de Transporte.

APOYAN VAGÓN ROSA

La Bancada Independiente celebró la medida implementada por Metrorrey referente al Vagón Rosa por representar mayor seguridad a mujeres, niños, adultos mayores y personas con discapacidad.

Marco Antonio Martínez Díaz, legislador sin partido dijo que constantemente tienen contacto permanente con asociaciones civiles y ciudadanos en general, quienes denuncian lo que sucede al interior de Metrorrey, principalmente en la estación Cuauhtémoc, donde hay situaciones denigrantes para los usuarios.

“Creo que es el momento de sumar y poder lograr este beneficio no solo para las mujeres, sino también para la población vulnerable que no tiene opción más que la de usar este servicio.

“¿De qué sirve que personas sean auxiliadas para subir las escaleras del Metro, si para entrar y salir de un vagón son prácticamente arrollados?”, planteó.

// El Porvenir