La Carpeta:
1 de 10
 
Arturo Salinas Garza, coordinador de los panistas, cuestionó este tipo de modificaciones al señalar que para solucionar el problema, más que cambiar de personal, se ocupa un plan integral que contemple objetivos, metas y colaboraciones.
Staff
marzo 1, 2018, 7:34 am

Tras agudizarse la crisis penitenciaria en Nuevo León con la caída de dos altos mandos, la bancada del PAN pidió una explicación de este nuevo fracaso del actual gabinete estatal.

Arturo Salinas Garza, coordinador de los panistas, cuestionó este tipo de modificaciones al señalar que para solucionar el problema, más que cambiar de personal, se ocupa un plan integral que contemple objetivos, metas y colaboraciones.

“Creo que los ciudadanos de Nuevo León merecemos una explicación, hasta hoy no tenemos una explicación cierta de lo que ha estado pasando en los penales, se vuelven a tomar decisiones y se comunican sólo a través de comunicados de prensa, por escrito, no sale el titular de Seguridad Pública, no sale el secretario General de gobierno, no sale ninguna autoridad a explicar si estos cambios obedecen a un plan o seguimos dando palos de ciego”, dijo.

“El problema es que no hay un plan de seguridad en el estado, se toman decisiones para salir del paso, qué bueno que lo hagan en la dirección de los penales, pero hay que ver si esos cambios son sólo la solución o es suficiente como solución, yo he dicho en muchas ocasiones con los ceses de otros funcionarios es que no es solamente el cese, para ver si no había colusión por parte de los funcionarios con los reos, hay que ver si este cambio que se está haciendo obedece a una estrategia integral para poner orden en la seguridad en Nuevo León.

“Los funcionarios removidos fracasaron profesionalmente porque no pudieron con su labor, pero que además la autoridad estatal fracasó en el control de la seguridad en Nuevo León, y más que de personas se trata de contar con un plan integral que contemple objetivos, metas y colaboraciones”, manifestó.

Héctor García García, diputado del PRI señaló que no basta con mandar a sus casas a los funcionarios penitenciarios, pidió una investigación por no haber cumplido con la encomienda.

“Los penales son responsabilidad del gobierno del estado y de nadie más, ellos deben de actuar en consecuencia, la omisión tiene una responsabilidad que puede ser desde administrativa hasta penal y espero que se actué en consecuencia, no estoy acusando a nadie simplemente, se debe de abrir una investigación por no haber actuado en los últimos acontecimientos.

“El funcionario público se somete a una ley de responsabilidades como servidor público la cual contempla sanciones dependiendo del acto que haya cometido, en este momento a los mandos que salieron se les debe de abrir una investigación y si están limpios no pasa nada”, puntualizó.

// El Porvenir