La Carpeta:
1 de 10
 
.
Staff
noviembre 27, 2018, 2:37 pm

Para llevar una estadística oficial de los actos de violencia contra las mujeres, el Congreso local demandó a la Fiscalía General de Justicia que se incluya dentro del Semáforo del Delito un apartado denominado “Semáforo Rosa”.

La propuesta fue hecha en tribuna por la Diputada Nancy Olguín Díaz, en la sesión ordinaria de este lunes y fue aprobada por unanimidad con 39 votos.

El Semáforo Rosa deberá contener por mes y municipio el índice de delitos cometidos por feminicidios, violencia familiar, lesiones y delitos sexuales, lo anterior a fin de detectar específicamente los casos donde el sexo femenino es el agredido o violentado.

“Cifras del primer trimestre del año del Secretariado Ejecutivo Nacional, nos dicen que la violencia contra las mujeres en Nuevo León ha llegado a un grado que resalta a nivel nacional, siendo desafortunadamente el Estado con más feminicidios y llamadas de emergencia relacionadas con abuso sexual. La entidad también ocupa un segundo lugar en reporte de violaciones y el tercero en violencia familiar”.

“Ello a pesar que desde noviembre de 2016, se declaró una Alerta de Género para el Estado de Nuevo León y cinco municipios metropolitanos: Apodaca, Cadereyta, Guadalupe, Juárez y Monterrey”, detalló.

La Diputada local del PAN, Nancy Olguín, dijo que es necesaria la medición de impacto para combatir los delitos cometidos contra mujeres.

La propuesta de los Diputados Locales del PAN se hace en el marco el “Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer”.

LEY DE SEGURIDAD

Los integrantes de la Septuagésima Quinta Legislatura aprobaron reformas a la Ley de Seguridad Pública del Estado de Nuevo León, a fin de regular los traslados de aficionados que, en camiones urbanos, automóviles, o a pie acuden masivamente a los estadios deportivos.

Con esta reforma se pretende garantizar la tranquilidad, paz y protección de la integridad física y moral de la población, después de los lamentables hechos suscitados durante la riña entre aficionados de los equipos de futbol de Tigres y Rayados en la avenida Aztlán en Monterrey, que trajo como consecuencia un joven gravemente herido.

La propuesta señala que el municipio deberá mantener un registro de los traslados de los aficionados que en grupos recorren en vehículos o camiones, a los estadios o lugares en que se vaya a celebrar la competencia deportiva.

Para tal efecto, los mismos municipios deberán expedir con tres días de anticipación, los permisos de traslados de los grupos de aficionados al evento deportivo, a fin de otorgar las medidas de vigilancia y seguridad necesaria, así como para no entorpecer la vialidad.

// El Porvenir