La Carpeta:
1 de 10
 
Con el objetivo de permitir en Nuevo León los matrimonios igualitarios, la bancada del Partido Nueva Alianza presentó una iniciativa de reforma al Código Civil del Estado.
Staff
octubre 4, 2018, 9:38 am

Con el objetivo de permitir en Nuevo León los matrimonios igualitarios, la bancada del Partido Nueva Alianza presentó una iniciativa de reforma al Código Civil del Estado.

María Dolores Leal, coordinadora de la fracción aseveró que la propuesta es una modificación al artículo 22.

Indicó que buscan con esto garantizar un derecho de parejas del mismo sexo y atender diversas resoluciones que consideran inválido esto.

Refirió que actualmente la ley establece en el Código Civil en su artículo 147 que el matrimonio sólo procede entre un hombre y una mujer.

“El 28 de junio se recibió un oficio de la Suprema Corte de Justicia de la Nación comunicando el inicio de la declaratoria general de inconstitucionalidad del artículo 147 del Código Civil a petición de la Primera Sala”.

“Por ello se propone que el artículo 147 establezca que el matrimonio es la unión legítima de dos personas para realizar una comunidad de vida en donde ambos se procuran respeto... que debe realizarse ante el oficial del Registro Civil y de acuerdo con los requisitos establecidos en el propio Código”, expuso.

De aprobarse las modificaciones, en lugar de hacer referencia a hombre y mujer, en el Código deberá manejarse el término “cónyuges” y adecuar los artículos 291 Bis para aclarar también que el concubinato se da por la unión entre dos personas, independientemente del sexo de éstas.

La legisladora aseveró que al cumplirse la disposición normativa para la Declaratoria General de Inconstitucionalidad y notificada la autoridad emisora, empieza a correr el plazo de 90 días naturales, a que se refiere el artículo 232 segundo párrafo, de la Ley de Amparo, con el fin de que se modifique o derogue, la norma tildada de inconstitucional.

Por tratarse del poder legislativo, se computan dentro de los 90 días naturales, los días útiles de los períodos ordinarios de sesiones, atentos a lo dispuesto por el artículo 232, último párrafo de la Ley de Amparo.

// El Porvenir