La Carpeta:
1 de 10
 
La firma del documento tendrá como testigos de honor a María Elena Morera, de Causa Común; Gerardo Gutiérrez Candiani, del Consejo Coordinador Empresarial, y Alberto Núñez Esteva, de Sociedad en Movimiento.
Staff
junio 27, 2012, 9:28 am

Los candidatos presidenciales convocarán a los ciudadanos y a sus correligionarios a que los comicios del 1 de julio transcurran en un ambiente de “civilidad y tranquilidad”; expresarán su confianza en los funcionarios de casillas, su rechazo al uso de recursos públicos y programa sociales para coaccionar el voto, así como a todo acto de violencia que inhiba la participación ciudadana en el proceso electoral, de acuerdo con el borrador del “Compromiso de Civilidad” que suscribirán esta semana en el IFE.

“Reiteramos nuestra disposición a respetar las decisiones que emitan el IFE y el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, autoridades en las que está depositada la confianza para organizar, vigilar y decidir sobre los asuntos que han construido esta elección”, señala el texto.

La firma del documento tendrá como testigos de honor a María Elena Morera, de Causa Común; Gerardo Gutiérrez Candiani, del Consejo Coordinador Empresarial, y Alberto Núñez Esteva, de Sociedad en Movimiento.

Esta última agrupación participó en 2006 en una campaña propagandística desarrollada contra Andrés Manuel López Obrador, quien en ese momento —al igual que ahora— era candidato presidencial.

El “Compromiso de Civilidad” se suscribirá al inicio de la veda electoral, luego de que en la recta final de la campaña presidencial se registraron agresiones al convoy del candidato de la coalición Compromiso por México (PRI-PVEM), Enrique Peña Nieto, así como el asesinato del activista del PAN, Edgardo Hernández, a manos de un escolta de Ulises Grajales, candidato priísta a la alcaldía de Villaflores, Chiapas, y de Margarito Genchi, candidato perredista a diputado local por Guerrero.

“Manifestamos nuestro repudio a todo acto de violencia que inhiba la participación ciudadana en las elecciones del 1 de julio: la sustitución pacífica de los poderes Ejecutivo y Legislativo por la vía de las urnas, es una exigencia de todos los mexicanos”, puntualiza el borrador del pacto.

Los candidatos presidenciales también se manifestarán contra la compra del voto: “Expresamos nuestro más enérgico rechazo al uso de recursos públicos y programas sociales para coaccionar el voto o cualquier otra práctica que intente vulnerar el derecho de los mexicanos a votar de manera libre y en paz”.

Hacen un llamado a ciudadanos, representantes de partido y correligionarios, para que el 1 de julio realicen las labores que les corresponden, a fin de que la jornada transcurra “en un ambiente de civilidad y tranquilidad”.

// El Universal