La Carpeta:
1 de 10
 
La Comisión Nacional del Agua pronosticó para Nuevo León lluvias de hasta un 32 por ciento por debajo del promedio durante los próximos cuatro meses, condición que podría ser el inicio de una “incipiente sequia”.
Staff
junio 14, 2018, 12:33 pm

La Comisión Nacional del Agua pronosticó para Nuevo León lluvias de hasta un 32 por ciento por debajo del promedio durante los próximos cuatro meses, condición que podría ser el inicio de una “incipiente sequia”.

Al participar en la Sesión del Comité Estatal de Seguridad en Salud, Doroteo Treviño Puente, jefe de Proyectos de la CNA, indicó que la entidad presentará bajas precipitaciones en el próximo trimestre.

Sin embargo, descartó un problema de desabasto de agua potable para este 2018.

“Esperamos una disminución en los regímenes de lluvia en los meses de junio, julio, agosto, inclusive en el mes de septiembre”, dijo.

“Esta disminución nosotros estimamos que va a oscilar entre el 20 y el 32 por ciento por debajo de lo normal, siendo el mes más severo el mes de junio”, expuso.

Una de las consecuencias inmediatas, dijo, será un alza en el termómetro de entre 1.5 y 2 grados centígrados por encima de lo habitual, lo que a su vez se traduce en un mayor consumo de agua.

Aunque aseguró que por el momento no hay indicios de sequia, de no llover en los meses subsecuentes se generaría un problema para el verano del próximo año.

“No hay un indicio de que haya una sequía; sin embargo, esta estimación que nosotros hacemos de que la lluvia esté por debajo de lo normal hasta septiembre, pudiera ser, ojalá y no, el inicio de una incipiente sequía.

“No hay ningún problema para el abastecimiento en este año, para el otro año, si no llueve lo que debe de llover, entonces para el otro año si pudiera haber ya algún problema, para el verano del siguiente año… en este momento no hay ningún riesgo”, indicó.

Es de destacar que Nuevo León registró un largo periodo de seca de 1992 a 1998, y otro más de 2011 a 2013.

El llamado a la ciudadanía es hacer un uso más eficiente del agua.

“Hay que tratar de usar menos agua en regadera, en las lavadoras automáticas, no lavar autos con manguera… el gobierno no hace llover, las presas no generan agua, solo la almacenan”, agregó.

// El Porvenir