La Carpeta:
1 de 10
 
Telecomm-Telégrafos espera que para este año se lleven a cabo licitaciones para realizar la ampliación de la red de fibra óptica de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), la cual pasará de 20 mil a 55 mil kilómetros en los próximos años, con el fin de que los pequeños operadores de cable puedan ofrecer servicios de Internet de banda ancha en las pequeñas poblaciones donde únicamente da servicios Telmex.
Staff
febrero 16, 2015, 8:32 am

Telecomm-Telégrafos espera que para este año se lleven a cabo licitaciones para realizar la ampliación de la red de fibra óptica de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), la cual pasará de 20 mil a 55 mil kilómetros en los próximos años, con el fin de que los pequeños operadores de cable puedan ofrecer servicios de Internet de banda ancha en las pequeñas poblaciones donde únicamente da servicios Telmex.

“Podría parecer lógico que un proyecto de este tamaño y magnitud, por los montos requeridos, pudiera verse afectado. Pero es importante destacar que el modelo de negocio, tal y como se conciba, está haciendo la consideración de la participación del sector privado”, dijo el director general de Telecomm-Telégrafos, Jorge Juraidini.

El gobierno requiere ampliar en 35 mil kilómetros la red de fibra óptica de la CFE para permitir llegar a más de 10 millones de hogares en el país que ahora no cuentan si quiera con servicios de Internet de banda ancha, lo cual requiere una inversión cercana a los 750 millones de dólares, según datos de la extinta Comisión Federal de Telecomunicaciones (Cofetel).

La idea es que los cerca de mil 500 cableros pequeños que en la actualidad sólo ofrecen servicios de televisión de paga, tengan a su alcance la infraestructura de red para llevar Internet de alta velocidad a las comunidades donde ahora no se ofrecen estos servicios por parte de los grandes operadores.

“El hecho de que se pueda dar la participación del sector privado en ese tipo de proyectos, puede generarle, sino la viabilidad, la celeridad para atender la demanda y compromiso de brindar todos los servicios”, explicó Juraidini.

El directivo prevé que para marzo se tenga listo el modelo de concesión que pasará de CFE a Telecomm-Telégrafos para que controle esta red y que en el futuro pueda complementar al proyecto de la red mayorista que usará la banda de los 700 MHz para los servicios móviles.

“Estamos hablando de un modelo integral donde se integrarán las capacidades de ambas redes, pues la red mayorista va a requerir de la fibra óptica de nuestra red para funcionar”, explicó el funcionario.

Juraidini prevé que en el primer semestre del año se lleven a cabo algunas licitaciones y que la red comienza dar servicios a finales de este año.

La SCT trabaja con el IFT en la creación del modelo de negocios para la red mayorista, que pudiera adjudicarse a mediados de agosto. El proyecto generará inversiones de hasta 10 mil millones de dólares en diez años, según estimaciones oficiales.

// El Universal