La Carpeta:
1 de 10
 
A Andrés Manuel López Obrador y a José Antonio Meade se les puede acusar de muchas cosas, nunca de ser precoces, ya están más que grandecitos. ¿Cuál es la diferencia con Ricardo Anaya? Precoz, Ricardo desde joven fue corrupto.
Jose Jaime Ruiz
febrero 6, 2018, 7:56 am

Ricardo Anaya Cortés, precandidato presidencial Por México al Frente, desvía, infiere maliciosamente, se comporta como el político corrupto que es en Facebook:

“Ya volvió a empezar la guerra sucia. El PRI está desesperado y ya no sabe qué hacer para levantar la campaña en ruinas de su precandidato. La fundación que presidí jamás recibió recursos públicos y yo no obtuve ningún beneficio personal. Tienen miedo. No les creas a los del PRI.”

Quien habla de guerra, es quien la promueve; de desesperación, quien la padece; de ruinas, el que arruina; de miedo, el que lo asume; de fe, el sin fe. Evaluar a la revista Proceso comoPRIceso es una desmesura. ¿Demandará Ricardo al semanario como lo hizo con El Universal? No lo hará, lo cogieron en la maroma.

¿Qué dice Proceso?

1.- “El precandidato de la coalición ‘Por México al Frente’, Ricardo Anaya Cortés, rechazó haber recibido algún beneficio económico por sus actividades en la Fundación Por más Humanismo A.C., como lo señala un reportaje de la revista Proceso, al decir que a través de ésta se hizo un negocio inmobiliario millonario.

2.- “El panista sostuvo que el terreno que compró la fundación se adquirió de un particular, que a su vez lo había comprado a un ejidatario, por lo que ‘es absolutamente falso’ que ese terreno haya sido expropiado a instancias del gobierno panista (2003-2009) cuando era secretario particular del ex gobernador Francisco Garrido Patrón. Esto, luego de que la revista Proceso publicó que Anaya creó una fundación ‘humanista’ que en los hechos sólo fue utilizada para hacer un negocio inmobiliario millonario.”

 Y añade:

1.- “Lo que Anaya Cortés omite en su comunicado dirigido ‘a la opinión pública’ es que el terreno se compró con un millón 600 mil pesos que depositó en la cuenta de la fundación el empresario Abraham Jaik Villarreal, quien al venderse el edificio en 7 millones de pesos más IVA, en 2016, no sólo recuperó esa cantidad, sino que la empresa de su propiedad, JV Construcciones Civiles, recibió otros 4 millones 909 mil pesos.

2.- “Y de esta cantidad total, seis millones 559 mil pesos, depositó en dos transferencias tres millones 350 mil pesos a la empresa DG Diseño y Construcciones, propiedad de Eduardo de la Guardia Herrera, vocal de la Fundación Por más Humanismo y quien era, junto con Anaya, apoderado legal de la cuenta bancaria de la asociación sin fines de lucro.

3.- “El comunicado de Anaya no aclara nada sobre lo publicado por Proceso en el sentido de que, conforme a los estados de cuenta bancarios hasta 2017, la fundación no se benefició en nada, porque inclusive, hasta marzo de ese año, desde la cuenta de la asociación civil se emitieron varios cheques por un millón 7 mil pesos, que fueron cobrados, en efectivo, por Eduardo de la Guardia, vocal de la fundación.”

¿Guerra sucia de Proceso contra Ricardo Anaya?

Para salvarse, Ricardo exagera y trata de desviar la atención. A Ricardo su pasado lo atrapa. Hizo negocios con los negocios del poder. Usar al PAN para negocios particulares, además del tráfico de influencias, ha sido su camino de corrupción. Que no venga Ricardo a acusar al PRI, Proceso no es el PRI. Sus equivocaciones lo asaltan. A Andrés Manuel López Obrador y a José Antonio Meade se les puede acusar de muchas cosas, nunca de ser precoces, ya están más que grandecitos. ¿Cuál es la diferencia con Ricardo Anaya? Precoz, Ricardo desde joven fue corrupto.

LOS TUBOS es una divisón de Buró Blanco S.A. de C.V. Copyright © Monterrey, Nuevo León, México. Páginas web