La Carpeta:
1 de 10
 
.
Staff
noviembre 29, 2018, 8:58 am

El Comité Ejecutivo Nacional del PAN dio por válido el proceso electoral de su partido en Nuevo León y ratificó a Mauro Guerra como nuevo dirigente estatal.

Al emitir la resolución, los integrantes del CEN rechazó la impugnación que en su momento presentó la también panista Sandra Pámanes.

De tal forma que el acuerdo, firmado por el secretario general del partido Héctor Larios, se instruye al nuevo Comité Directivo Estatal para el periódico 2018-2021.

Este deberá de entrar en funciones dentro de los cinco días hábiles a partir de la ratificación y a informar al CEN de su cumplimiento.

En el contenido de la resolución, el CEN señaló que la Jornada Electoral se llevó conforme a los estatutos marcados por el PAN.

“Siendo que la Jornada Electoral en el Estado de Nuevo León, señalada en el Resultando OCTAVO se desarrolló conforme a los Estatutos y Reglamentos que rigen la vida interna del Partido Acción Nacional, y al haberse resuelto los recursos de impugnación intrapartidarios en contra de los resultados obtenidos en dicha elección”. “La ratificación resulta procedente, habida cuenta que ella confirmará la validez de los resultados y dará inicio al periodo del nuevo Comité Directivo Estatal”.

Cabe destacar que tras la jornada llevada a cabo el pasado 11 de noviembre, la panista Sandra Pámanes se inconformó con el resultado alegando que hubo serias irregularidades durante el proceso que beneficiaron a su contrincante Mauro Villarreal.

La queja fue recibida y analizada por el Comité Ejecutivo Nacional del PAN, sin embargo en la resolución aseveró que la denuncia no fue sustentada con pruebas.

De acuerdo con cifras oficiales, Guerra, quien encabezará la dirigencia por un segundo periodo, obtuvo 7 mil 128 votos, contra mil 768 de Pámanes, quien denunció anomalías como coacción del voto y que su contrincante incumplió con el requisito de honorabilidad.

// El Porvenir