La Carpeta:
1 de 10
 
A más de tres meses de que se abrió un socavón en la avenida Los Ángeles donde una mujer murió al hundirse la camioneta en que viajaba con su familia, las autoridades de Monterrey reabrieron dos carriles que estuvieron cerrados desde entonces.
Staff
diciembre 29, 2017, 9:04 am

A más de tres meses de que se abrió un socavón en la avenida Los Ángeles donde una mujer murió al hundirse la camioneta en que viajaba con su familia, las autoridades de Monterrey reabrieron dos carriles que estuvieron cerrados desde entonces.

El alcalde de la ciudad, Adrián de la Garza ofreció a la familia de la víctima que se haría justicia.

Apenas ayer fueron reabiertos a la circulación vehicular solo dos de los tres carriles que habían sido cerrados desde septiembre pasado.

Como se recordará, un socavón se formó en los carriles laterales de la citada avenida que estaba cubierto por un enorme charco, sin que las autoridades municipales advirtieran del riesgo.

Producto de ello, la familia que regresaba de una fiesta cayó en el pozo, siendo rescatados por unos trabajadores que los ayudaron a salir, menos a una mujer que fue arrastrada por la corriente.

Una semana después su cuerpo apareció.

Las secretarías de Seguridad Pública y Vialidad y de Obras Públicas de Monterrey dieron a conocer que concluyeron los trabajos de remediación en el cuerpo transversal de dicha avenida.

“Se canceló el carril de contraflujo instalado para dar fluidez al tránsito vehicular y se abrió la circulación en dos carriles del sentido de Poniente a Oriente”, se informó a través de un comunicado porque los funcionarios andan de vacaciones.

En los próximos días se permitirá el tránsito vehicular en la totalidad del cuerpo Sur de la avenida.

Mientras tanto, los trabajos en la lateral de Los Ángeles continuarán para reparar el hundimiento mayor.

Para facilitar la investigación sobre las causas del hundimiento, tanto el municipio de Monterrey como el de San Nicolás aplicaron diversas medidas viales como el cierre de tres carriles en avenida Los Ángeles, la aplicación de un contraflujo en el puente que permitía el acceso hacia Nogalar y el cierre total de Nogalar, de Poniente a Oriente.

// El Porvenir