La Carpeta:
1 de 10
 
El ex subsecretario de Administración de Nuevo León, Rogelio Benavides Pintos aseguró que el caso de las cobijas compradas a sobreprecio por el gobierno del estado era ya para él, un caso cerrado.
Staff
julio 11, 2018, 7:35 am

El ex subsecretario de Administración de Nuevo León, Rogelio Benavides Pintos aseguró que el caso de las cobijas compradas a sobreprecio por el gobierno del estado era ya para él, un caso cerrado.

Incluso comentó que está viviendo en Monterrey tras haber renunciado al gobierno de Tamaulipas.

El ex funcionario estatal dijo haber ya pagado la multa por esta situación y en caso de ser citado por la Auditoría Superior, acudirá sin problema.

“Lo de mi asunto es un proceso que seguí y pague una multa, yo aquí vivo, yo seguiré con mis abogados todo lo que me vaya llegando y cuando me vayan citando”.

“Yo pague una multa que en su debido tiempo me inconformó, pero bueno, decidí pagarla para ya cerrar ese capítulo, para mí ya es un capítulo cerrado desde hace un año y medio, pero bueno aquí estoy, y ya lo saben la Contraloría y la Auditoria, saben donde vivo para tratar cualquier asunto”, expresó.

Como se recordará, el ex funcionario estatal fue señalado como el presunto responsable de haber adquirido las cobijas a un sobrecosto y pagar a la Comercializadora Mirof casi 30 millones de pesos por 200 mil cobertores, lo que representó una afectación para las arcas estatales, ya que supuestamente se compró tres veces más el valor real de las cobijas.

Benavides Pintos causó asombro y morbo al presentarse durante la sesión de la Comisión Estatal Electoral para la repartición de las diputaciones por la vía de la Representación Proporcional.

Al cuestionarle su presencia aseguró que solamente lo hacía como ciudadano al mostrar interés por la forma en que se repartiría por primera vez el Congreso en cuanto a la paridad de género.

Aseguró que tras su renuncia al gobierno de Tamaulipas, se dedicó a apoyar la campaña de Jaime Rodríguez Calderón a la presidencia de la república.

Sin embargo, negó tener en puerta algún proyecto político, pero en caso de ser invitado no lo pensaría dos veces.

// El Porvenir