La Carpeta:
1 de 10
 
Al asegurar que el Nuevo León de hoy es distinto al de hace dos años, el gobernador Jaime Rodríguez Calderón descartó el incremento en el índice delictivo señalado por el Observatorio Ciudadano.
Staff
diciembre 7, 2017, 10:09 am

Al asegurar que el Nuevo León de hoy es distinto al de hace dos años, el gobernador Jaime Rodríguez Calderón descartó el incremento en el índice delictivo señalado por el Observatorio Ciudadano.

Cuestionado sobre el comparativo de los primeros 10 meses del año con el mismo periodo del 2015 hecho por los organismos intermedios, el mandatario estatal señaló que no imperan las mismas condiciones.

En las calles, dijo, se percibe la confianza que la población tiene para salir libremente a cumplir con su actividades e incluso divertirse.

“Los números son muy claros, la estadística delictiva la tenemos siempre revisada por semana y los números nos dicen que vamos a la baja, estamos bajando el índice delictivo.

“No es lo mismo ayer que hoy, no es lo mismo Nuevo León en el 2015 que el Nuevo León de hoy, nosotros nos basamos si en la estadística pero también en la confianza que se ha generado para traer inversión, para salir a la calle”, expuso.

Indicó que tal vez se trata de diferentes estadísticas, por lo que buscará sostener un encuentro con los organismos a manera de compartirles las cifras de la Procuraduría de Justicia en el estado.

Ambas partes, consideró, pueden sumar esfuerzos para mantener a la baja los diferentes delitos.

“Voy a pedir que el Gabinete de Seguridad se reúna con ellos, nosotros nos sentaremos con ellos para ver dónde están ellos viendo esa estadística y mostrarles las que tenemos nosotros para poder precisar y no estar en la confronta, los convocaré para platicar sobre el tema”, mencionó.

“Nunca hemos pretendido engañar con la estadística a nadie… los antros están llenos, los hoteles están llenos, el estadio va a estar lleno, las calles están llenas de gente, es parte de lo que en una ciudad tenemos, eso se percibe en la calle”, afirmó.

Cuestionado sobre la alza en materia de extorsión y secuestro, refirió que ya se trabaja en una campaña de difusión para evitar que las personas sean blanco fácil de las llamadas en las que se pide el depósito de una fuerte cantidad de dinero a cambio de la liberación de un familiar.

En el caso de los secuestros, resaltó, en la mayoría de los episodios se recupera a la víctima en cuestión de horas.

“Hay que hablar con la sociedad para pedirle a la sociedad que no se crea, las extorsiones son telefónicas y muchas veces es engañar a la gente, necesitamos que la gente tenga la inteligencia para no creerse”, agregó.

// El Porvenir