La Carpeta:
1 de 10
 
.
Staff
septiembre 10, 2018, 8:41 am

El Programa de Descacharrización en colonias aledañas y en los márgenes del Río La Silla fue reforzado por el gobierno de Ciudad Guadalupe en busca de evitar la proliferación de mosquitos transmisores de enfermedades, tales como el dengue, Zika o el Chikungunya.

Jorge Gómez López, encargado del Despacho de la presidencia municipal emprendió esta campaña, haciendo un llamado a la comunidad para que mantenga limpios sus patios, techos y terrazas, con personal de la Secretaría de Obras y Servicios Públicos.

Apostando a la prevención, en la época de lluvias la autoridad municipal prioriza la salud de los guadalupenses con acciones concretas, con la implementación de la campaña en la colonia 25 de Noviembre y en el sector de Atoyac de Álvarez.

“Esto nos ayuda a prevenir la proliferación de mosquitos y en esta temporada de lluvias lo que solicitamos a la población es que no tiren su basura en los márgenes del río o en la vía pública, mientras que nosotros como autoridad reforzamos el programa de descacharrización”, dijo.

El programa consiste en labores de recolección de cacharros, limpieza y deshierbe, en lo que trabajan de manera coordinada la Secretaría de Obras y Servicios Públicos y la dirección de Participación Ciudadana del municipio.

“Después de la limpieza y descacharrización se trabajará en la campaña de fumigación en coordinación con la dirección de Salud municipal y perdirle a la comunidad que nos ayude a tener más limpio nuestro municipio”, agregó.

Es de recordar, que la autoridad municipal diariamente se recoge más de 18 toneladas de basura en el municipio, por ello la insistencia de la autoridad municipal a que no se arroje basura en la vía pública.

En este sentido, las cuadrillas de barrido manual, camiones recolectores de basura y personal de la Coordinación de Imagen Urbana emprendieron labores de deshierbe y limpia en el sector. Gómez López estuvo acompañado por el secretario de Obras y Servicios Públicos municipal, Julio César Lorenzo Delgado y personal de la dependencia.

// El Porvenir