La Carpeta:
1 de 10
 
Tras encabezar un evento público, el gobernador Jaime Rodríguez Calderón indicó que la intención es que la Federación vaya a un 50-50 en el financiamiento multianual del Plan Hídrico 2030, el cual asciende a los 9 mil millones de pesos.
Staff
octubre 18, 2018, 7:19 am

Nuevo León requiere de al menos 800 millones de pesos para iniciar la construcción de su Presa Libertad.

En entrevista, tras encabezar un evento público, el gobernador Jaime Rodríguez Calderón indicó que la intención es que la Federación vaya a un 50-50 en el financiamiento multianual del Plan Hídrico 2030, el cual asciende a los 9 mil millones de pesos.

Sin embargo, aseguró, bastaría con alrededor de mil millones de pesos para poner en marcha los trabajos físicos del embalse.

 “Yo creo que estaríamos ocupando (del gobierno federal) mil millones, entre 800 y mil millones", expuso.

“Vamos a ir a mita y mita con el gobierno Federal, en un programa de tres años, en que primero necesitamos comprar la tierra, necesitamos hacer todos los estudios ecológicos de impacto ambiental que se tardar 3-4 meses, para ya iniciar con las obras”.

Por su parte, el estado buscaría un financiamiento a través de Servicios de Agua y Drenaje de Monterrey para costear la parte estatal.

Sentido en el que descartó el incremento en las tarifas del suministro.

“El resto (del recurso) nosotros en Agua y Drenaje estamos viendo la posibilidad que ya hemos planteado del financiamiento, que no implica crecimiento en las tarifas, es decir, Agua y Drenaje hoy está evidentemente con una posibilidad financiera mucho mejor”.

“No se trata de que tengamos que comprometer ni recursos del ciudadano ni recursos del gobierno de manera extraordinaria”.

Resaltó que al momento se cuenta ya con la concesión de agua y la inscripción del proyecto en la Unidad de Inversiones de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público.

Además de tener la  aprobación de casi el 100 por ciento de los dueños de la tierra en la zona, y acuerdos con Semarnat y Profepa para adquirir los permisos que se requieren.

El Plan busca garantizar el abastecimiento de agua potable para la población de Monterrey y su área conurbada por los próximos 12 años.

Mejorar el sistema de saneamiento en las plantas de tratamiento de aguas residuales, e incentivar la re-utilización del agua para contar con un caudal de un metro cúbico más por segundo, son también parte del proyecto.

Aunado a detectar fugas, y buscar la recuperación de un metro cúbico por segundo para dotar con ello de agua potable a 350 mil habitantes más.

// El Porvenir