La Carpeta:
1 de 10
 
Esa columna del diario más leído de México Andrés Manuel López Obrador tendrá que leer con todo cuidado dos párrafos del artículo de Ricardo Raphael publicado hoy jueves en El Universal: * “… el día de ayer fue detenido Alejandro Gutiérrez Gutiérrez, por autoridades estatales y (cabe tomar nota) también federales”. * “Las elecciones son […]
Federico Arreola
diciembre 21, 2017, 9:33 am

Esa columna del diario más leído de México

Andrés Manuel López Obrador tendrá que leer con todo cuidado dos párrafos del artículo de Ricardo Raphael publicado hoy jueves en El Universal:

* “… el día de ayer fue detenido Alejandro Gutiérrez Gutiérrez, por autoridades estatales y (cabe tomar nota) también federales”.

* “Las elecciones son siempre incentivo para mirar la paja en el ojo ajeno. Hoy es el PRI quien está bajo los reflectores. ¿Quién será mañana?”.

¿De qué habla el colaborador del diario propiedad de Juan Francisco Ealy Ortiz?

Para entender las cosas citemos al influyente periódico Reforma, de Alejandro Junco de la Vega, la fuente original del escándalo político del momento:

* “La Fiscalía General de Chihuahua capturó ayer al principal operador de los desvíos de dinero estatal a las arcas del PRI”.

* “Se trata de Alejandro Gutiérrez Gutiérrez, principal operador de Manlio Fabio Beltrones, acusado de triangular recursos del gobierno estatal de César Duarte hacia el CEN tricolor para financiar campañas electorales”.

* “El ex secretario ejecutivo nacional del PRI fue detenido en su natal Saltillo y trasladado en un avión para ser ingresado en el Cereso Estatal 1” de Chihuahua.

* “Con el apoyo de elementos de la PF, se cumplimentó una orden de aprehensión girada por la Fiscalía estatal”.

* “El martes, Reforma dio a conocer una declaración ministerial de Jaime Herrera Corral, secretario de Hacienda de Chihuahua en la gestión de Duarte, quien reveló que la SHCP, en tiempos de Luis Videgaray, avaló la triangulación de 250 millones de pesos para financiar campañas del PRI”.

* “Según Herrera, el operador de la estrategia financiera fue Gutiérrez con el respaldo de Alfonso Isaac Gamboa, titular de la Unidad de Política y Control Presupuestario de Hacienda”.

* El colaborador de Beltrones ha sido secretario general del PRI, senador, diputado local y federal.

* Gutiérrez “también es empresario destacado en Coahuila, donde es dueño de mineras y compañías de la industria del transporte aéreo y terrestre”.

El aparente sacrificio de Videgaray

Como ha dicho Ricardo Raphael en El Universal, “cabe tomar nota” de que en el arresto del empresario y político Gutiérrez intervino la policía federal, es decir, la que controla el gobierno del presidente Enrique Peña Nieto, en el que, todo el mundo lo sabe, el hombre fuerte es Luis Videgaray, más que salpicado por el escándalo dado a conocer por Reforma.

Videgaray no solo es el hombre fuerte de EPN, sino que la opinión pública tiene la convicción de que a él debe el candidato presidencial del PRI, José Antonio Meade, su actual posición.

De hecho, la investigación de la Fiscalía de Chihuahua ha podido avanzar porque ha contado con el apoyo de la Auditoría Superior de la Federación, que por independiente que sea responde a los intereses de los partidos políticos, entre ellos, el más fuerte, el PRI.

Con toda la capacidad de operación política para detener el golpe o retrasarlo inclusive hasta después de las elecciones, el poder ejecutivo y el priismo han permitido que se lastime a su partido y a su candidato en el arranque mismo del proceso electoral.

El paso atrás para tomar impulso

¿En serio Luis Videgaray, con todo lo que representa –reitero: para la opinión pública es el gran consejero no solo de EPN, sino del mismísimo Meade–, va a estar en problemas por este asunto?

No lo creo. En primer lugar, porque el señor Videgaray es un funcionario honesto. Si algo malo ocurrió en la dependencia que él dirigía, seguramente el culpable es alguno de los que fueron sus subordinados. Y en segundo lugar, y sobre todo, Luis Videgaray no estará en problemas porque, así lo veo, solo está prestando su imagen, quizá contra su voluntad, para que el PRI y el gobierno den el clásico pasito atrás para agarrar más vuelo y darle con más fuerza a sus enemigos políticos, particularmente a Morena.

Ya lastimaron a Emilio Gamboa, ¿sacrificarán realmente a Manlio Fabio Beltrones?

El PRI y el gobierno federal quieren ganar la elección presidencial del 2018, eso es clarísimo. Así que van a hacer lo que sea, cueste lo que cueste, con tal de lograrlo. En Yucatán descalabraron en serio a uno de los mejores amigos y aliados del presidente Peña, el senador Emilio Gamboa que quiso hacer candidato a gobernador a su hijo Pablo.

Debió haber resultado humillante en extremo que el PRI y el presidente de la República le negaran a la familia Gamboa la candidatura. Pero como no le convenía a Meade, el senador Gamboa sufrió, en la persona de su hijo, la peor derrota de su vida.

¿En serio van a sacrificar a Manlio Fabio Beltrones? No lo merece Manlio, que ha sido un soldado leal del PRI y del presidente Peña. Y que, además de que es un hombre decente, no sería tan burdo como para participar en esquemas tramposos absolutamente inenuos como el investigado por la Fiscalía de Chihuahua.

Error estratégico

El único error que parece tener la estrategia contra Morena –así veo el escándalo, de plano– es que parece requerir de que el señor Beltrones sufra un castigo excesivo.

Manlio Fabio Beltrones no está muerto y tiene recursos de sobra para superar la crisis, que quizá no sea la más fuerte que ha sufrido en su larga carrera. Nadie, menos aún sus propios compañeros de partido, puede golpearlo sin pagar un costo elevado. Así que, muy probablemente, a la larga Beltrones saldrá del problema.

Pero ahora mismo resulta obvio que lo están usando de coartada: “Somos capaces los priistas de permitir que la justicia sancione al PRI de Beltrones, entonces tenemos autoridad moral para impulsar sanciones, del tipo que sea, contra el partido de López Orador, Morena.

¿Se dejará Manlio Beltrones usar de esa manera? No está en su naturaleza soportar golpes, menos si se trata de fuego amigo, sin dar la pelea.

¿Contra Morena?

Si el PRI y el gobierno, en su afán de ganar las presidenciales del 2018, están dispuestos a sacrificar en forma real o aparente a sus grandes aliados, no tendrán piedad con ningún aliado de Andrés Manuel López Obrador que pudiera tener problemas relacionados con el manejo de dinero. Y, cualquiera lo sabe, en Morena sobran personajes con recursos que han hecho lo que hace cualquiera que controla empresas o instituciones: operar las finanzas como se pueda lo permitan o no las leyes fiscales o antilavado.

Un gobierno puede, si se lo propone, meter en problemas a cualquiera que maneje dinero procedente de algo poco más sofisticado que un salario quincenal modesto. Más todavía puede la autoridad castigar a quienes hayan hecho mal uso de los recursos económicos de sus empresas o de las instituciones que administren, lo que incluye a la propia operación de un partido político que recibe dineros públicos.

AMLO y su gallo con todas las plumas, pero…

Andrés Manuel ha sido, hasta el momento, impermeable a todo. Nada de lo que le han dicho, ninguna de las acusaciones que le han hecho lo ha perjudicado. Ni siquiera se ha dañado a sí mismo con puntadas tan criticadas como la de amnistiar narcos.

Cualquier cosa que el PRI y el gobierno hagan en su contra tal vez, de nuevo, ni una pluma quitará al gallo de López Obrador. Pero, ni hablar, el priismo no quiere perder el poder así tan fácil, esto es, sin recurrir a todo –y todo es todo, que conste–, así que los priistas harán lo que sea para ganar porque algunos de sus dirigentes perderían mucho más que cargos públicos si se les derrotara en las urnas en el 2018.

Entonces, probablemente, lanzarán brutales ataques contra el candidato de Morena o sus colaboradores. Y cuando al PRI se le acuse de usar la justicia con fines políticos dirá: “Castigamos al propio PRI, lo haremos con Morena y con cualquier partido o candidato que quebrante las leyes”. Para eso quieren usar a Manlio y, también, al propio Videgaray, aunque este parece poco a poco irse alejando del actual escándalo.

Salinas y aquel tuit de AMLO de 2016

Ya después habrá que responder a la pregunta de qué papel tiene Carlos Salinas de Gortari en esta historia…

En fin, ya veremos si después de las elecciones del 2018 puede Andrés Manuel aquel tuit en el que troleó a Beltrones después de la jornada electoral de 2016:

LOS TUBOS es una divisón de Buró Blanco S.A. de C.V. Copyright © Monterrey, Nuevo León, México. Páginas web