La Carpeta:
1 de 10
 
El uso de pirotecnia durante los festejos patrios, trajo como consecuencia que él área metropolitana de Monterrey amaneciera con una estela de polución. El mapa del Sistema Integral de Monitoreo Ambiental (SIMA), presentaba puros puntos amarillos, lo que significaba una regular calidad del aire a mala.
Staff
septiembre 17, 2018, 12:13 pm

El uso de pirotecnia durante los festejos patrios, trajo como consecuencia que él área metropolitana de Monterrey amaneciera con una estela de polución.

El mapa del Sistema Integral de Monitoreo Ambiental (SIMA), presentaba puros puntos amarillos, lo que significaba una regular calidad del aire a mala.

De las 13 estaciones que forman parte de este programa, 12 mostraban valores de contaminación de 51- a 100 puntos Imeca.

La zona que presentó mayor contaminación fue el municipio de San Pedro con 80 puntos Imeca, seguido por San Bernabé con 72, y Santa Catarina con 71.

El resto de la zona metropolitana que tenía una mala calidad del aire fueron: Monterrey, San Nicolás, García, Escobedo, Universidad, Juárez, Cadereyta, área del Huajuco y Apodaca.

El único sector que presento aire favorable fue el municipio de Guadalupe en el Parque la Pastora, de acuerdo con la estación de monitoreo, este lugar tuvo menos de 50 puntos Imeca.

Cabe destacar que el día 15 de septiembre aún se registró una calidad de aire limpio en 6 de 13 estaciones del SIMA, de manera que para este domingo la contaminación ambiental empeoró.

Por si esto no fuera suficiente, el festejo patrio trajo como consecuencia una gran cantidad de basura en las calles.

La Secretaría de Servicios Públicos de Monterrey recopiló más de 30 toneladas de basura tan solo en el área de la Macroplaza.

En un operativo dividido en dos turnos, al menos 75 personas, apoyadas con tres barredoras laboraron durante la madrugada en la limpieza de los alrededores de la Gran Plaza al concluir la ceremonia del Grito.

Posteriormente, el domingo 16, un total de 57 elementos de las cinco zonas operativas de Servicios Públicos se avocó al barrido manual y mecánico, así como a la pepena en el área donde tuvo lugar el desfile con el que se conmemora la mencionada fecha histórica.

Para la recolección se recurrió a cinco barredoras, una aspiradora, tres camiones con capacidad de 14 metros, una concha y dos camiones de tres y media toneladas.

Las labores arrancaron inmediatamente al término del evento, ya que los grupos humanos y el equipo iban detrás del último contingente que desfiló.

En el turno de noche se recolectaron 17 toneladas de basura y al mediodía fueron alrededor de 14.

// El Porvenir