La Carpeta:
1 de 10
 
Ya están casi definidos los aspirantes que irán a la boleta en julio próximo: el exsecretario de Hacienda Meade, del PRI, PVEM y Nueva Alianza; AMLO, por Morena y PT; y Ricardo Anaya, como candidato de Por México al Frente.
Staff
diciembre 11, 2017, 9:32 am

Fotografía propiedad de El Financiero

Con el lanzamiento de Ricardo Anaya como aspirante a la candidatura presidencial por la coalición Por México al Frente del PAN, PRD y MC, quedó prácticamente lista la boleta electoral de 2018.

Los tres grandes polos electorales estarían encabezados por el exsecretario de Hacienda, José Antonio Meade, en la coalición PRI, PVEM y Nueva Alianza; Andrés Manuel López Obrador, por Morena y PT; y Ricardo Anaya, como candidato de Por México al Frente.

Según estimaciones de expertos y diversos sondeos electorales, la fuerza de las maquinarias y estructuras de las tres coaliciones apunta a una cerrada elección de tercios.

Para la competencia quedaron ya también nominados los tres dirigentes nacionales de las tres principales fuerzas políticas, quienes serán los encargados de la operación de esas maquinarias.

Por la conducción realizada hasta ahora de los procesos internos en el PRI, todo indica que será ratificado como líder nacional, Enrique Ochoa, con el acompañamiento de Aurelio Nuño, en la coordinación directa de la campaña de Meade.

En el PAN, Ricardo Anaya dejó a su secretario general, Damián Zepeda, como el nuevo líder nacional del partido y será el encargado de la operación de la estructura nacional panista para hacer frente a la batalla electoral de julio próximo.

Tras la salida de Alejandra Barrales de la presidencia nacional del PRD, fue nominado Manuel Granados, quien fue el Consejero Jurídico del gobierno de Miguel Ángel Mancera en la Ciudad de México.

Listos en la pista de arranque, los tres inminentes candidatos de las coaliciones electorales lanzaron ya sus primeras ráfagas que anuncian la fuerza de la batalla.

Ricardo Anaya se estrenó este domingo como virtual aspirante con el ofrecimiento de que “México requiere un cambio profundo, pero no cualquier cambio; no le conviene un cambio hacia el pasado, repleto de locura como el que ofrece Andrés Manuel López Obrador. Él representa un cambio de ideas viejas y fracasadas”. También se refirió al aspirante priista, a quien calificó como el candidato “del más de lo mismo”.

// El Financiero