La Carpeta:
1 de 10
 
.
Staff
octubre 1, 2018, 10:26 am

Una noche y madrugadas de inundaciones fue lo que dejaron a su paso las fuertes precipitaciones pluviales en Monterrey su área metropolitana.

A consecuencia de fuertes encharcamientos, Protección Civil del estado reportó el cierre de varias avenidas.

La dependencia estatal informó que, por los fuertes escurrimientos, varios arroyos se desbordaron ocasionando que el agua se introdujera a domicilios en varias colonias.

El arroyo La Talaverna, a la altura del fraccionamiento Santa Anita, de Apodaca, se desbordó y el agua llegó hasta el interior de decenas de hogares.

Esa misma situación se presentó en la colonia Mirasol Residencial, en aquel municipio por lo que varias personas tuvieron que ser desalojadas.

De acuerdo con los reportes de las autoridades, fue tanto el acumulado de agua que ésta llegó a los 40 centímetros.

Las autoridades tuvieron que cerrar la autopista al Aeropuerto Internacional ya que varios de sus tramos se inundaron.

Otro municipio que sufrió de los estragos de la pertinaz lluvia, fue Escobedo, el más claro ejemplo fue lo que se vivió en la colonia Eulalio Villarreal.

El agua alcanzó mucha fuerza que levantó banqueta y suelo de varios domicilios, algunos sufrieron inundaciones severas.

En esta misma zona hubo el desprendimiento de enormes rocas lo que provocó una intensa movilización.

En las calles Isla del Sur e Islas Caimán de la colonia Bosques de Escobedo 2, vecinos reportaron que la corriente arrastró a un hombre adulto, del cual dijeron portaba gabardina negra, delgado con poco cabello, pero lo perdieron de vista. No hubo reporte oficial de esta desaparición.

En la colonia Palmas Diamante en San Nicolás de los Garza, la calle Orión se encontraba inundada y al estar sin pluvial se metió el agua a las casas.

En el cerro de La Campana, en Monterrey, se registró el derrumbe de una escalera de concreto en un domicilio; tres personas resultaron lesionadas pero fuera de peligro.

En varias avenidas de Escobedo y San Nicolás hubo vehículos varados y sus ocupantes fueron auxiliados por los mismos vecinos y Protección Civil.

La tormenta inundó totalmente la avenida Sendero en el tramo entre Barragán y Raúl Salinas, el agua rebasó el medio metro, tapaban la altura de las llantas, y aun así los automovilistas se arriesgaron a navegar en la arteria vial.

Las autoridades exhortaron a la ciudadanía a tomar las medidas pertinentes debido a que continuaran las precipitaciones aunque de menor intensidad.

// El Porvenir