La Carpeta:
1 de 10
 
.
Staff
febrero 28, 2017, 1:50 pm

peso

La fuerte caída del peso mexicano luego de que Donald Trump fuera elegido presidente de Estados Unidos no fue una sorpresa dada la retórica anticomercial y anti-inmigración de su campaña.

Lo que pocos podían haber previsto era que la moneda pasaría de ser la de peor desempeño después de su victoria a la de mejor evolución después de su investidura.

Desde el día anterior a su toma de posesión, el peso se ha recuperado 10 por ciento, el doble que la segunda moneda entre las principales del mundo.

Inicialmente el repunte fue técnico. Los operadores detectaron una reacción exagerada después de que se anunciaron los resultados de la elección y comenzaron a cancelar sus apuestas a mayores caídas.

Luego, el Banco Central señaló su disposición a subastar miles de millones de dólares en coberturas cambiarias para apuntalar la moneda.

Más recientemente, el motor ha sido la propia administración Trump, en particular un discurso del secretario del Tesoro, Steve Mnuchin, en el que expuso una visión para el comercio que beneficiaría tanto a Estados Unidos como a México, una situación muy distinta a la promesa de la campaña de Trump de poner un impuesto de importación del 35 por ciento a las compañías que trasladen sus operaciones a México.

Gerardo Rodríguez, exsubsecretario de Hacienda de México, quien ahora maneja acciones y bonos de mercados emergentes para BlackRock, dijo que lo que está sucediendo es que la moneda está reaccionando a una menor probabilidad de una renegociación extrema del TLCAN. Agregó que las posibilidades de un resultado muy negativo con aranceles o el final del libre comercio han disminuido.

// El Financiero