La Carpeta:
1 de 10
 
Andrómeda Elisa Cordero Flores, la mujer que asesinó sus dos hijas, lesionó a otro y después intentó quitarse la vida en la colonia Cumbres de Monterrey, recibió 56 años, con tres meses y tres días de prisión. La doble homicida llevaba tres años recluida en el Penal del Topo Chico.
Staff
diciembre 8, 2018, 11:50 am

Andrómeda Elisa Cordero Flores, la mujer que asesinó sus dos hijas, lesionó a otro y después intentó quitarse la vida en la colonia Cumbres de Monterrey, recibió 56 años, con tres meses y tres días de prisión. La doble homicida llevaba tres años recluida en el Penal del Topo Chico.

Con el veredicto de los jueces colegiados, se descartó que la mujer fuera sentenciada a 118 años de prisión, como se había contemplado en la primera petición de sentencia, que en nuestro estado, sería una pena máxima corporal de 60 años.

Fue la tarde del pasado viernes, cuando el Tribunal Colegiado de Juicio Oral Penal del Estado, integrado por tres jueces, dictó la sentencia condenatoria contra Cordero Flores. Los juzgadores tardaron tres años en poder resolver la situación legal de la condenada.

La mujer fue llevada bajo un fuerte dispositivo de seguridad, a las instalaciones del Palacio de Justicia, para escuchar la determinación del juzgado colegiado.

Dentro de la diligencia, se informó que la sentencia contraAndrómeda Elisa Cordero Flores, se dividió en tres partes.

Por el homicidio calificado de su hija Keyla Elizabeth, de 4 meses, a la mujer le impusieron 25 años de prisión.

Mientras que por el homicidio calificado de su otra hija, Laisha Sofía, de 2 años, la sentenciaron a otros 25 años. En tanto que por el homicidio calificado en grado de tentativa y violencia familiar contra su hijo Jesús Zaid, de 5 años, la condenaron a 6 años, 3 meses y 3 días de prisión.

Los trágicos hechos se registraron el pasado 7 de septiembre del 2015 en su casa del sector Cumbres, en Monterrey.

La mujer quien estaba casada con un abogado, sufría crisis depresivas y constantemente, tenía problemas con su pareja.

El día de los hechos, perdió la cordura y decidió acabar con la vida de sus tres hijos, para después intentar suicidarse.

En el lugar quedaron sin vida dos niñas de 4 meses y 2 años, mientras que un niño, de 5, quedó herido, pero logro sobrevivir.

Luego atentó contra su vida y sobrevivió por lo que fue internada en el Hospital Universitario. Fue un juez oral quien le giró una orden de aprehensión por tres delitos, y ordenaron que fuera internada en el Penal del Topo Chico, hasta el día de hoy que fue sentenciada.

// El Porvenir