La Carpeta:
1 de 10
 
De no aprobarse el incremento a las tarifas, el transporte público comenzará a colapsarse en la prestación del servicio, así lo informo José Almaraz.
Staff
septiembre 24, 2018, 5:46 am

De no aprobarse el incremento a las tarifas, el transporte público comenzará a colapsarse en la prestación del servicio, así lo informo José Almaraz.

El representante consejero de los transportistas, aseveró que no habría inversiones y las empresas no se darían abasto para cubrir las necesidades de los usuarios, pues ni siquiera habría para renovar la flotilla camiones.

“El efecto actual que estamos viendo con el tema de la frecuencia es multivariable, una de ellas es simple y sencillamente no hay suficientes recursos como para hacer una renovación, estos últimos tres años han afectado de manera muy severa, han descapitalizado a varios de las empresas y más aquellas que no tienen el orden del manejo administrativo como debe de ser y que al final, ellas son las primeras que salen a la luz como empresas que ya no pueden con proveedores”.

“Actualmente hasta las empresas que estamos bien organizadas estamos padeciendo y estamos analizando cual es la situación, si esto continua el efecto en cuestión de hacer inversiones futuras se complicaría demasiado, es evidente que hay problemas en el servicio por cuestiones de frecuencia, la principal razón es por la falta de unidades y la falta de unidades es una consecuencia de la falta de suficientes recursos”.

“Este incremento soluciona en parte el problema, amortigua una muy buena medida el estado de resultado de las empresas, puede ser también (el incremento) un incentivo para algunas empresas que hagan lo correcto”, manifestó.

Almanza aseveró que actualmente las empresas están invirtiendo mucho en la reparación de las unidades, pues a pesar de que el 65 por ciento son unidades tienen menos de cinco años de antigüedad, muchas están dañadas debido a las condiciones del pavimento en algunos municipios.

“Eso nos está pegando mucho, hay que comprar refacciones, hay que reducir velocidades y quien se está viendo afectado, el usuario porque la frecuencia de las unidades se amplía mucho”.

Manifestó que otra cosa que los afecta es el incremento del diésel ya que actualmente cuesta 20 pesos el litro, y prevén que para el cierre de año cerrará en 22 pesos.

El representante consejero de los transportistas indicó que de no haberse estancado el precio de las tarifas durante tres años ahorita quizás habría mil 500 unidades adicionales prestando servicio en las calles.

Los transportistas están a la expectativa de la decisión que vaya a tomar el gobernador del estado, Jaime Rodríguez Calderón en cuanto a la propuesta hecha de incrementar un peso el precio del pasaje con un desliz de 10 centavos a quien pague con la tarjeta Feria y un desliz de un pesos cada 90 días a quien pague en efectivo.

// El Porvenir