La Carpeta:
1 de 10
 
A escasos metros de llegar a su casa, un hombre fue ejecutado de un balazo en la cabeza, por dos hombres que ya lo seguían e interceptaron en calles de la Colonia Francisco Villa, en Monterrey.
Staff
octubre 25, 2018, 8:53 am

A escasos metros de llegar a su casa, un hombre fue ejecutado de un balazo en la cabeza, por dos hombres que ya lo seguían e interceptaron en calles de la Colonia Francisco Villa, en Monterrey.

La ejecución de la persona fue la noche del martes alrededor de las 23:20 horas, y el fallecido fue identificado en el lugar como Miguel Ángel Meraz Urbina, apodado “El Moches”, quien contaba con 34 años de edad.

En la calle de Francisco Villa en su cruce con Praxedis Giner, fue donde quedó sin vida la persona, a unos metros de su casa, a donde se dirigía luego de haber estado con unos amigos muy cerca del sitio.

Los agresores, se estableció en el lugar, viajaban en una motocicleta en la cual se aproximaron a “El Moches”, para luego disparar en varias ocasiones, según algunos testigos fueron al menos seis los balazos que se escucharon.

Minutos después de las detonaciones, salieron algunos vecinos para ver lo que había pasado, percatándose de la persona inconsciente en la calle, y pidieron la ayuda de las autoridades, más tarde arribó el personal de la Cruz Roja Mexicana, para confirmarse que ya había fallecido el lesionado.

Algunos familiares del fallecido arribaron al lugar de los hechos, así como algunos amigos con los que la persona estuvo conviviendo momentos antes de ser ejecutado.

La zona de los hechos fue resguardada por los efectivos de Fuerza Civil, además llegaron elementos de la Agencia Estatal de Investigaciones, que se hicieron cargo de las indagatorias.

En el área de los hechos fueron encontrados algunos casquillos percutidos, mismos que fueron levantados por el personal del Instituto de Criminalística y Servicios Periciales de la Fiscalía General de Justicia de Nuevo León, que además revisaron el cadáver.

Los elementos de la ministerial se entrevistaron con algunos de los amigos del fallecido, así como con algunos familiares, para tratar de establecer el motivo de la ejecución, y aunque no fue confirmado se estableció que presuntamente el ahora occiso frecuentaba a narcomenudistas del mismo sector.

Después de que se dio fe del cadáver, ya en horas de la madrugada de ayer miércoles, el cuerpo fue retirado del lugar y llevado en la Unidad del Servicio Médico Forense al Anfiteatro del Hospital Universitario para la autopsia de ley correspondiente.

Las autoridades esperan dar con los responsables de los hechos en las próximas horas, para lo cual ya cuentan con algunas características de ellos.

// El Porvenir