La Carpeta:
1 de 10
 
.
Staff
agosto 4, 2016, 8:31 am

carlos slim

En la primavera de 2013, mientras el gobierno de Enrique Peña Nieto y los funcionarios de Grupo Televisa negociaban la reforma constitucional en radiodifusión y telecomunicaciones (la Ley Peña-Televisa, como la nombró Proceso), los ejecutivos de América Móvil, de Carlos Slim, le dieron un golpe certero a las dos grandes televisoras abiertas mexicanas.

América Móvil anunció que le había comprado al Comité Olímpico Internacional (COI) los derechos de transmisión de los Juegos Olímpicos de Invierno de 2014 y de las Olimpiadas de Río de Janeiro, que se inician el próximo 5 de agosto, para difundirla en sus plataformas y en 17 países de América Latina. Extraoficialmente se informó que el negocio se cerró por 130 millones de dólares, publica Proceso.

// Medios