La Carpeta:
1 de 10
 
El abridor Edgar González ponchó a ocho en siete entradas, y los Sultanes de Monterrey derrotaron por 3-0 a los Toros de Tijuana, para llevarse el primero juego de la serie por el título de la Zona Norte de la Liga Mexicana, en partido celebrado este sábado en el estadio Monterrey ante 21 mil 212 aficionados. Por su parte los Tigres y los Rayados sacaron sendos empates contra Veracruz y Pachuca.
Staff
agosto 28, 2016, 10:49 am

edgar-gonzalez

El abridor Edgar González ponchó a ocho en siete entradas, y los Sultanes de Monterrey derrotaron por 3-0 a los Toros de Tijuana, para llevarse el primero juego de la serie por el título de la Zona Norte de la Liga Mexicana, en partido celebrado este sábado en el estadio Monterrey ante 21 mil 212 aficionados.

González se lleva su primera victoria en serie de campeonato desde la temporada del 2010, con una buena actuación ya que en siete entradas recetó ocho ponches sin admitir carrera.

El segundo partido de la serie por el norte está programado para este domingo a las 17:00 horas en el estadio Monterrey, para el que por Sultanes esta anunciando como lanzador probable a Javier Solano, mientras que por Toros esta anunciado Miguel Peña.

Después de que el abridor de Tijuana Barry Enright retiró en orden la primera entrada, Sultanes inició su ataque en el cierre de la segunda, en la que con uno fuera, Alex Valdez conectó un largo imparable al central, para que llegara Chris Roberson a impulsarlo con otro sencillo al central y aunque Enright logró salir del apuro, Sultanes ya estaba arriba por 1-0.

Aunque con ciertas dificultades, el abridor por Sultanes Edgar González pudo retirar a los bateadores de Toros en tres entradas, a pesar de que se le embasaron dos hombres en la segunda entrada, pero se mantuvo sin daño para que a la ofensiva Sultanes pudiera aumentar su ventaja.

Fue en el cierre de la cuarta entrada cuando los locales aprovecharon el descuido de Enright luego de sacar a los dos primeros hombres, pues Chris Roberson conectó candente roletazo por le jardín derecho, y llegó Agustín Murillo para enredarse con una pelota que mandó a las gradas del jardín izquierdo para conectar cuadrangular bueno para dos carreras, con el que puso a Sultanes en ventaja por 3-1.

Para la octava entrada, Atahualpa Severino llegó al relevo por González, pero luego de la base a Edson García, con uno fuera recibió el sencillo de Alex Romero, por lo que Wirfin Obispo entró a conseguir una doble matanza con la que pudo salir del apuro.

Y para la alta de la novena, en la última oportunidad de Tijuana, Obispo llegó a completar la labor despachando la entrada para amarrar la victoria que pone en ventaja a Sultanes.

Directiva agredece promoción

La directiva del Club Sultanes, encabezada por su presidente Pepe Maiz y acompañado por el presidente adjunto, Roberto Magdaleno, agradecieron a los medios de comunicación la promoción hacia el beisbol que se realizó durante la temporada 2016, que ya esta en la ronda de campeonatos de zona.

“Si hemos tenido este año tantas gentes, tantos aficionados, se debe mucho se debe a los medios de ustedes, y creo que todo eso ha sido en beneficio de la ciudadanía, en beneficio de los niños, que este año hemos tenido muchos niños y jóvenes, y creo que es lo menos que podemos hacer, dando un buen trato a todos ustedes”, comentó Pepe Maiz a los periodistas presentes.

El Club Sultanes realizó para esta temporada varias importantes inversiones en las instalaciones, con el fin de dotar a los aficionados de mejores condiciones, lo que ha resultado en ser el equipo número uno en asistencia de la Liga Mexicana por el tercer año consecutivo.

DEJAN IR TRIUNFO

El Tiburón sacó el empate con el debutante Agustín Vucetich y de no ser por el espantoso yerro de Julio Furch a los 88 minutos, se estaría hablando de otra historia, pero finalmente un estresado Tigres de la UANL mantuvo el invicto con un amargo 1-1.

La hinchada, Gignac, Guido, Juninho, Nahuel y compañía, mostraron una notable desesperación por el arbitraje del colegiado Enrique Santander, sin embargo, la realidad es bastante clara: los felinos no tuvieron la capacidad, ni la astucia, para vencer a unos bravos Tiburones Rojos de Veracruz.

Los felinos y su hinchada deben entender que no siempre van a ganar, gustar y golear.

Los Tigres, acostumbrados a dominar y pasar por encima de sus enemigos, se desesperaron, dejaron de jugar en su habitual estilo y terminaron sumergidos en la frustración del 1-1 en el “Volcán”.

Llegaron a 13 puntos, siguen invictos, pero fueron sometidos a una estresante presión de sus enemigos que finalmente consiguieron su cometido.

Acciones y goles

El primer tiempo, infumable, no presentó acciones de verdadero peligro en los arcos cubiertos por el argentino Nahuel “El Patón” Guzmán y el peruano Pedro Gallese.

Apenas arrancaba la segunda parte del partido y este dio un giro a los 49.

El delantero argentino Ismael Sosa tomó la esférica por el sector izquierdo y en avanza lateral, se posicionó de frente al arco y en certero disparo de pierna derecha, con efecto, sacudió las redes del equipo Veracruz, en un verdadero golazo.

Con la ventaja, los felinos intentaron dar el zarpazo que “matara” al tiburón, sin embargo, un disparo con potencia de Gignac, quien pasó desapercibido en el juego y brilló más por sus reclamos airados y sostenidos sobre el árbitro Santander, su asistente número uno, con el cuarto oficial y hasta con el inspector autoridad, fue contenido por el portero inca.

Mientras que Veracruz hacía su partido y la desesperación abordaba a Tigres, el debutante Agustín Vucetich ingresó a los 60 minutos y al 70, se estrenaba en el futbol mexicano con su primer gol en la Liga MX.

El colegiado Enrique Santander se equivocó en una decisión que costó el gol a los felinos. Marcó una falta inexistente de Guido Pizarro en las inmediaciones del área y además amonestó al “Conde” injustamente.

El cobro de hizo sobre el área y en una pésima decisión Nahuel Guzmán salió de su arco a los “loco”. Se dio el empate de balón y rebotó en la humanidad del “Patón”, entonces apareció “El Vuce” y contra remató para que la esférica pegara en Guido Pizarro y terminara en el arco felino.

Se jugaba el minuto 88 y en una jugada espectacular delos Tiburones, Julio Furch tuvo el balón en sus botines y sin saber qué hacer con la esférica, tiró a lo que saliera y finalmente Nahuel contuvo el tiro salvando a Tigres de la derrota.

Se acabó el juego, la afición insultó al árbitro, llegaron algunos reclamos y la historia del Tigres-Veracruz concluyó con el salomónico empate de 1-1 en el “Volcán” Universitario, ante el desencanto felino y la felicidad jarocha.

RESCATAN EMPATE

rayados-pachuca

Tuzos” de Pachuca supo aguantar con 10 hombres desde el minuto 27 y empató 1-1 con Rayados de Monterrey, en su partido de la fecha siete del Torneo Apertura 2016 de la Liga MX, disputado en el estadio Hidalgo.

A pesar de verse en desventaja numérica, el cuadro hidalguense puso las cosas a su favor con el tanto del uruguayo Jonathan Urretaviscaya en el minuto 35, pero Aldo de Nigris, en el 54, le dio la igualdad al elenco regiomontano.

Con esta paridad, Pachuca llegó a 13 unidades en la clasificación general, mientras Monterrey arribó a nueve, pero mantiene alguna posibilidad de meterse a la pelea por los boletos a la liguilla.

Con una goleada a cuestas en la fecha anterior, los dos equipos tomaron sus precauciones y expusieron muy poco en estos primeros 45 minutos, para evitar riesgos de verse superados nuevamente, de ahí que las acciones de peligro fueran pocas.

pulsión de Hirving Lozano en el minuto 27 con roja directa, pero Monterrey no aprovechó, aunque parecía que lo hacía con un disparo del colombiano Edwin Cardona que pegó en el poste derecho de la meta de Óscar Pérez en el minuto 34.

Sin embargo, la escuadra local se puso adelante en el tablero 1-0 con sorpresivo gol de Urretaviscaya en tiro libre, quien con disparo lejano, flotado y con la defensa dándole la espalda, venció a Jonathan Orozco.

Al final del primer lapso, el mismo jugador “charrúa” tuvo para poner las cosas 2-0 en una descolgada, pero en el mano a mano con el arquero del conjunto regiomontano no supo definir y dejó ir una inmejorable situación de anotar, en el minuto 39.

A pesar de tener un hombre menos, los dirigidos por el uruguayo Diego Alonso llegaron con peligro sobre el marco enemigo y cuando parecía que ampliaban el marcador, Aldo de Nigris puso las cosas 1-1 con certero remate con la cabeza en el minuto 54.

Con el tanto de la igualada, los pupilos del argentino Antonio Mohamed tuvieron para sacar el resultado y hacer valer la superioridad numérica que tuvieron a lo largo del encuentro, pero le falló la puntería a sus delanteros.

// El Porvenir // Medios