La Carpeta:
1 de 10
 
Aumentó a 169 los centroamericanos que fueron rescatados por las autoridades en el municipio de General Bravo, al descubrir un campamento donde están siendo reunidos y se encontraban otras 50 personas.
Staff
septiembre 7, 2018, 11:40 am

Aumentó a 169 los centroamericanos que fueron rescatados por las autoridades en el municipio de General Bravo, al descubrir un campamento donde están siendo reunidos y se encontraban otras 50 personas.

Los primeros 119 ilegales que fueron rescatados el pasado miércoles, al viajar durante tres días en la caja de un tráiler, ya fueron dados de alta y serán repatriados en los próximos días.

Mientras que el presunto “pollero” que los trasladaba, fue puesto a disposición de la Procuraduría General de la República, donde se abrió una carpeta de investigación.

La Fiscalía General de Justicia del Estado informó que solo una mujer, que tiene varios meses de embarazo, permanece internada en un Hospital de Cerralvo.

En el lugar fue detenido el trailero identificado como, Miguel "V", de 42 años, originario de Veracruz, y quien cobró de 3 mil a 4 mil pesos a cada uno de los indocumentados para llevarlos de Tabasco a la frontera.

De los indocumentados, 64 son hombres, 16 mujeres y 37 niños, los cuales son originarios de Honduras, Nicaragua, El Salvador y Guatemala.

Fue el pasado miércoles, cuando el “cargamento de humanos”, fue detectado en un punto fijo ubicado en la comunidad de “El Encanto”, donde estaban elementos de Fuerza Civil, Policía Militar y Policía Federal.

Mencionaron que el tráiler fue detenido para una revisión de rutina en la Carretera Monterrey - Reynosa a la altura del kilómetro 171, en General Bravo.

Los migrantes, entre ellos siete niños y mujeres embarazadas, eran transportados en condiciones infrahumanas desde Villahermosa, Tabasco, sin probar agua ni alimentos, hasta que fueron detectados en el filtro de seguridad.

Los uniformados mencionaron que detuvieron el tráiler para realizar una revisión de rutina, y al checarlo detectaron que el chofer estaba muy nervioso.

Mencionaron que le preguntaron que llevaba en la caja del tráiler, indicando el chofer que eran verduras.

Los militares se sorprendieron al ver que la carga eran personas con acento distinto al mexicano.

Mencionaron que tuvieron que prestar atención médica urgente a las personas, quienes confesaron que estaban internados en forma ilegal en nuestro país.

Se informó que 100 de ellos presentaban cuadros de deshidratación, vómito y mareo, por las condiciones en las que viajaban.

La detención fue notificada además al Instituto Nacional de Migración y a la Procuraduría de Protección de los Niños, Niñas y Adolescentes para la debida atención.

Horas después, las autoridades estatales informaron a que unos 10 kilómetros de distancia, estaba un campamento donde dejaban descansar a los centroamericanos antes de ser llevados a la frontera.

// El Porvenir