La Carpeta:
1 de 10
 
Por contar con una afectación superior a los 17 millones de pesos a la cuenta pública municipal y por encontrar empresas fantasma, la Comisión Primera de Hacienda del Congreso local rechazó las cuentas públicas del 2013 y 2014 de Margarita Arellanes Cervantes, ex alcaldesa de Monterrey.
Staff
agosto 23, 2016, 6:27 am

Margarita

Por contar con una afectación superior a los 17 millones de pesos a la cuenta pública municipal y por encontrar empresas fantasma, quienes prestaron servicios por un monto superior a los 6 millones de pesos, la Comisión Primera de Hacienda del Congreso local rechazó las cuentas públicas del 2013 y 2014 de Margarita Arellanes Cervantes, ex alcaldesa de Monterrey.

Juan Espinoza Eguía, presidente de la comisión, dijo que las observaciones hechas por la Auditoría Superior del Estado eran más que evidentes.

Incluso, mencionó que durante la administración de la ex edil, se firmó un convenio sin tener conocimiento el Cabildo por 75 mil nomenclaturas y solamente se han entregado 94.

“En el caso de la cuenta pública del 2013, son 17 millones de pesos la afectación a la Hacienda Pública Municipal en obras que tienen diferencia entre lo pagado y lo ejecutado especialmente en la avenida Ruiz Cortines en varios tramos, entre otras observaciones normativas”.

“En el caso del la 2014, se detectaron proveedores que prestaron el servicio por cantidades entre 5 y 6 millones de pesos, los auditores fueron a realizar y no encontraron los domicilios, esto no quiere decir que no este hecho el servicio que se contrató, pero no encuentran el domicilio legal de las empresas que hicieron el trabajo”.

El monto de la afectación a la Hacienda Pública municipal asciende a los 10 o 12 millones de pesos, solo por este concepto.

El diputado Eugenio Montiel Amoroso, quien fungió como regidor durante la gestión de Margarita Arellanes Cervantes, señaló que se quedaron cortos con las anomalías detectadas.

“Observé todas irregularidades cuando fui regidor, por lo tanto creo que el informe se está quedando corto y hay que decirlo, hubo un sinnúmero de contratos sin licitación, hubo un presunto desvió de recursos para la promoción personalizada de la titular, hubo montos de obra que se fueron al doble, hubo descontrol en las aprobaciones en materia de desarrollo urbano, hubo comodatos de patrimonio municipal violentando la ley en la materia, hubo expansión de licencias de alcohol por más de un 400 por ciento de incremento, crecimiento de la nómina inflada de cuando inicio.

“Hay una serie de irregularidades que nosotros dijimos durante nuestra gestión como regidores, todas fueron expuestas y por lo tanto estamos actuando estamos actuando conforme a derecho”, comentó.

La bancada del PAN señaló que esto era el más claro ejemplo de que en su partido no iba a quedar impune los actos de corrupción.

El coordinador de los diputados del PRI, Marco Antonio González mencionó que con estas acciones, este Congreso se consolida como una legislatura diferente y a favor de la ciudadanía.

“Esta ex administración fue una administración de despilfarro, de desorden y de soberbia y prácticamente era una muerte anunciada”, puntualizó.

// El Porvenir