La Carpeta:
1 de 10
 
Indudablemente, en la muerte de este jovencito hay un mensaje para toda la sociedad, el mensaje de nuestro fracaso. Como padres, como maestros, como amigos, como hermanos, como conglomerado social.
FELIX CORTES CAMARILLO
septiembre 11, 2018, 9:24 am

Te llevaste mi vida con tu prisa

                y me dejaste inmensamente triste

                Gonzalo Curiel, Temor.

Hoy es el día del miedo mundial. El día en que terminó el siglo pasado y caímos en el mundo de la sospecha y la desconfianza. A partir del 11 de septiembre de 2001 comenzó una nueva era. Los atentados de aquella mañana en el World Trade Center de Nueva York y en el Departamento de la Defensa en Washington fueron una fenomenal manifestación de inteligencia terrorista, determinación a la lucha e indefensión del país más poderoso del mundo.

{Play}Se cumplen 17 años y la vida ya no es la misma. A partir de entonces tuvimos que acostumbrarnos a quitarnos el cinturón, a veces los zapatos o el saco antes de proceder a un avión. Lo importante no son las molestias a los individuos. Lo básico es que comenzamos a ver en cada uno de los demás un potencial terrorista capaz de todo por una idea o un dogma. Y las manifestaciones de esta convicción comenzaron a acumularse. En París o Bruselas, en Londres o Berlín puede estallar en cualquier momento una bomba.

El miedo es como la humedad: Se extiende lenta, irrefrenablemente, sin que nos demos cuenta. Provoca la intolerancia y la xenofobia. Reside, finalmente, en la inclinación del pensamiento norteamericano que hoy domina en la Casa Blanca, hacia una derecha radicalizada del America First, los violadores y narcotraficantes mexicanos que llegan a Estados Unidos, la idea del muro y de la supremacía racial.

El expresidente Barack Obama se había tardado en pronunciarse a favor de corregir el rumbo. No se nos debe olvidar que Obama fue el que más migrantes expulsó de su país durante dos cuatrienios. En su favor habría que decir que lo hizo con discreción, sin los aspavientos de Donald Trump. Hoy, Obama trata de convocar a los demócratas a que voten en contra del proyecto Trump en las elecciones de noviembre.

PILÓN.- El día de ayer se llamaba el Día Internacional de Prevención del Suicidio y nadie pareció registrarlo. Seis mil 291 seres humanos se suicidaron en México en 2016. Cinco por cada cien mil habitantes. Un año antes habían sido cuatro. En Estados Unidos, el suicidio es la tercera causa de muerte para los jóvenes entre 15 y 24 años de edad.

Ayer, en el Tec. de Monterrey campus Valle Alto, un muchachito se dio un balazo en la cabeza; la incidencia del suicidio en México se está desencadenando peligrosamente. De manera especial, entre los adolescentes y jóvenes.

Hemos cultivado en torno al suicidio diferentes mitos. Solemos decir que el que habla de suicidarse solamente quiere llamar la atención de su entorno, del cual se siente desatendido; no es cierto. Se dice también que es necesario tener un gran valor para jalar del gatillo. En realidad, se necesita mucho valor para seguir viviendo.

Indudablemente, en la muerte de este jovencito hay un mensaje para toda la sociedad, el mensaje de nuestro fracaso. Como padres, como maestros, como amigos, como hermanos, como conglomerado social.

Aguas.