La Carpeta:
1 de 10
 
En un ambiente de austeridad y ante una audiencia menor a la de años anteriores, el gobernador Jaime Rodríguez Calderón rendirá su Tercer Informe de Gobierno el próximo 15 de octubre.
Staff
octubre 4, 2018, 12:02 pm

En un ambiente de austeridad y ante una audiencia menor a la de años anteriores, el gobernador Jaime Rodríguez Calderón rendirá su Tercer Informe de Gobierno el próximo 15 de octubre.

Con sede en Palacio de Gobierno, en punto de las 18:00 horas, el mandatario estatal presentará los logros de su administración en un evento que contará con alrededor de 500 asistentes.

Manuel González Flores, Secretario General de Gobierno, reveló que ya empezaron a circular las invitaciones a representantes de los diferentes sectores de la sociedad.

“La fecha del informe es el día 15, ya empezaron a circular las invitaciones”.

“Será un auditorio más reducido, es muy austero, la escenografía también será muy austera, el marco es de gran galanura, que es el Palacio, pero no tendrá ninguna cuestión adicional, y el número de invitados estará reducido a alrededor de unas 400, 500 personas representativas de la sociedad”, expuso.

Horas antes, el Bronco acudirá a Congreso Local, donde escuchará los posicionamientos de las ocho bancadas que integran el Poder Legislativo y brindará un mensaje con motivo de sus primeros tres años al frente del gobierno de Nuevo León.

Sin contratiempos, se cumplirá con el procedimiento que establece la Constitución Política del Estado de Nuevo León.

“Por la mediodía tendremos la visita al Congreso para entregar el informe de manera formal, como lo establece la Constitución, y por la tarde aquí en Palacio, aquí en el Patrio Central, se llevará a cabo un evento en donde el gobernador informará a la ciudadanía”, agregó.

Es de destacar que el Primer Informe tuvo lugar en el Auditorio del Pabellón M, ante miles de ciudadanos convocados por redes sociales.

Mediante un gasto de 3.3 millones de pesos, información oficial, el denominado “Informe de Verdades”, contó con la presentación de números musicales, payasos, raperos, imitadores y hasta pastel.

Más no así el Segundo Informe, el cual se efectuó en el Gimnasio Nuevo León con un auditorio más pequeño.

SATISFECHO

La reducción del déficit con el que opera Nuevo León y consolidación de un gobierno austero, son algunos de los logros a tres años de gestión, refirió ayer el gobernador Jaime Rodríguez Calderón.

Cuestionado sobre si se siente satisfecho de lo realizado en la primera parte de su sexenio, el mandatario estatal reconoció que aún falta mucho por hacer.

No obstante, dijo, se logró restructurar la deuda y consolidar una administración que no gasta en lo que no debe de gastar, orientando el presupuesto a las necesidades que se tienen.

 “Todavía no (estoy satisfecho), hasta que termine, ya hasta que termine el sexenio te digo como me siento”.

“Los dos primeros años batallamos mucho con el tema financiero por la deuda y la escases, inclusive, de posibilidad de financiamiento, ya arreglamos ese tema, me siento satisfecho en eso”, expuso.

El resto del panorama, resaltó, será presentado en su Tercer Informe de Gobierno, el próximo 13 de octubre.

Respecto a la reducción del apoyo financiero del Presidente Enrique Peña Nieto a Nuevo León durante el  gobierno independiente, indicó que si bien reciben menos recursos, estos no son desperdiciados, como en administraciones anteriores.

Aseveró que cada peso de recursos federales es invertido en obras en beneficio de la ciudadanía.

“Nosotros hemos recibido el apoyo de la Federación en la proporción que nosotros hemos planteado para bajar el déficit, nosotros hemos bajado el déficit casi ya a la mitad, sin necesidad de todos los recursos que la Federación tiraba en Nuevo León”.

“La mayoría de esos recursos fueron tirados, no fueron para obras extraordinarias…eso a nosotros nos hace ser un gobierno responsable, un gobierno austero, pero espero que el próximo presidente nos ayude de mayor manera”.

Su compromiso desde un principio, agregó, es dar resultados con poco dinero y dejar una administración sana para que el siguiente gobierno, cualquiera que sea, no presente dificultades financieras.

// El Porvenir