La Carpeta:
1 de 10
 
Inconformes con la falta de medicinas, una seguridad social deficiente y un nulo avance en la basificación, cientos de maestros de la Sección 50 del SNTE marcharon por el primer cuadro de la ciudad.
Staff
mayo 2, 2018, 8:09 am

Inconformes con la falta de medicinas, una seguridad social deficiente y un nulo avance en la basificación, cientos de maestros de la Sección 50 del SNTE marcharon por el primer cuadro de la ciudad.

Bajo el lema “Por la Dignidad Magisterial”, los docentes partieron de Centro Cultural Colegio Civil y tomaron Juárez, rumbo a Ocampo.

Aunque el tráfico era mínimo, el cierre de calles por elementos de Tránsito de Monterrey, provocó la molestia de los conductores.

“Hoy nos reunimos y marchamos, y gritamos y demandamos, queremos certeza laboral, exigimos seguridad social de calidad, servicios médicos de calidad.

“Exigimos basificación para nuestros compañeros que laboran bajo contrato, eso es el centro de las demandas, y así lo escuchamos, queremos solución a las carencias en el servicio médico”, externó José Luis López Rosas, dirigente sindical.

Al unísono de “El Maestro marchando también está enseñando” y “Solución o paramos Nuevo León”, los afectados viraron por Cuauhtémoc hasta Washington para posteriormente apostarse frente a las instalaciones del sindicato, a la altura de la Alameda Mariano Escobedo.

Ahí, los líderes sindicales compartieron un mensaje con los asistentes, quienes vestían de blanco.

“Ya es el momento en que tenemos que pasar a la otra etapa, a la otra actitud, una actitud combativa, de participación”.

“Estamos puestos para entrarle, si es en el diálogo, si es en la lucha en las calles, si es en la Macroplaza, a donde sea que tengamos que ir, vamos a ir”.

En posterior entrevista, López Rosas refirió que si bien el estado les realizó una aportación urgente el pasado mes de enero, esta no fue suficiente para solucionar el problema, y la basificación sigue pendiente.

La Sección 50 cuenta con 550 maestros por contrato, y se tienen 40 plazas base que no se han entregado desde el 2015.

“Una vez que se jubilan y dejan plazas vacantes, no se han aplicado, se han entregado contratos, tenemos compañeros que tienen 10 y hasta 12 años de contrato, no tienen prestaciones, no tienen seguridad”, dijo.

“Estamos exigiendo que se apliquen esas plazas base, que son presupuestos que ya existían en el estado”, agregó.

// El Porvenir