La Carpeta:
1 de 10
 
Fue el típico juego de dos rivales que se conocen bastante bien y salpicado de calidad, de entrega absoluta, de penales, de fallas y polémicas arbitrales, Tigres y América terminaron 1-1 con un final muy a la francesa.
Staff
febrero 11, 2018, 7:14 am

Fue el típico juego de dos rivales que se conocen bastante bien y salpicado de calidad, de entrega absoluta, de penales, de fallas y polémicas arbitrales, Tigres y América terminaron 1-1 con un final muy a la francesa.

Goles de André-Pierre Gignac de testa y en tiro penal anotado por Jérémy Ménez, fue como felinos (8 puntos) y americanistas (12 unidades), sellaron su juego en el “Volcán” Universitario.

Fue un partido bastante bravo. De vaivenes, de roces cada ocasión que surgía la marca fuerte y de calidad.

Fue un partido bastante típico de dos contendientes al título. De dos escuadras que presentan planteles interesantes y llenos de buenos jugadores.

Y como en botica, hubo de todo un poco, con un resultado bastante justo, considerando la aportación de todos los elementos que ingresaron a la cancha del “Volcán”.

Se jugaba el minuto 20 y en disparo bastante peligroso de Cecilio Domínguez, el portero argentino de Tigres, Nahuel Guzmán, salvó milagrosamente a los felinos.

Su lance, recostado a su lado izquierdo le permitió al “Patón” arañar la esférica que pegó en el poste.

A los 24, Gignac intentó rematar de testa, pero no atinó de forma correcta.

Y en otro arribo felino, Eduardo Vargas si conectó la esférica de testa, pero Marchesín, que hizo un gran partido bajo su arco, salvó a las Águilas al rechazar apuradamente.

Cuando el partido se trababa en medio campo, Oribe Peralta hizo un jugadón individual a los 32 minutos.

Dentro del área felina, “El Hermoso” hizo dribling a Juninho y con “El Chaka” encima, el delantero americanista fue objeto de una falta.

Se sancionó penal y con un cobro muy deficiente de Matheus Uribe, el portero de Tigres desvió la trayectoria del balón a su derecha.

América había perdonado, pero Tigres no lo hizo y anotó el gol que provocó el alarido en el estadio.

Se jugaba el minuto 41 y en una jugada de excelente manufactura por el sector derecho, Luis Rodríguez “El Chaka”, se sacudió una marca y mandó centro en diagonal.

Y como una catapulta, Gignac apareció en una porosa defensiva rival y esta vez sí lo hizo de testa. Golazo por la acción en general.

Con el 1-0 concluyó la primera parte y en acciones del segundo tiempo, ingresó por América el francés Jérémy.

Tigres buscó contragolpear a sus enemigos, que ocupados en lograr el empate, abrieron zonas pero después se nivelaron en el campo.

Sin que los felinos acertaran sus intentos y los capitalinos sin dejar de insistir, llegó el minuto 69 y el empate de 1-1.

Tiro de esquina por el sector izquierdo y el balón va por alto y sin que los zagueros universitarios alcanzaran a rechazar, de testa remató Guido Rodríguez logrando el gol.

Pero fue entonces que silbante Fernando Guerrero sacudió el “Volcán”, señalando falta americanista, gol de los capitalinos y finalmente penal por el manotazo del “Chaka” a Bruno Valdez y que el bandera dos, José Martínez, cruzara al árbitro.

Total, se marcó penal que cobró con potencia Jérémy Ménez. Lo hizo al centro y Nahuel se lanzaba a su izquierda.

Después del penal, prácticamente fue todo aunque ambas escuadras buscaron el gol, las acciones no consumaron otra anotación.

Solamente aquella falla de Gignac, quien de “patada de mula” intentó anotar, pero no le atinó al balón estando de espaldas al arco enemigo.

Peligra el invicto

Ya que ha sido tradicionalmente una cancha difícil para ellos, los Rayados de Monterrey ponen en peligro su racha invicta del actual semestre, cuando este domingo visiten a los Diablos Rojos del Toluca, en partido de la sexta jornada del Clausura 2018.

Rayados no solo no ha perdido en la Liga sino en la Copa, lo que suman siete partidos en total, pero Toluca no ha perdido en su casa hasta el momento, suma una victoria, tres empates y una derrota, por lo que se encuentra en el lugar 11 de las clasificaciones con seis puntos.

Pero lo más significativo del encuentro es que Rayados no ha podido ganar en el Nemesio diez desde hace cinco visitas, su último resultado fue un empate a uno conseguido por Edwin Cardona en el Clausura 2017.

Monterrey no gana en Toluca desde que era dirigido por Víctor Manuel Vucetich, pero en este torneo trae una racha de cinco partidos sin derrota, además de que ganó el más reciente por goleada de 5-1, teniendo a Alfonso “Ponchito” González y Avilés Hurtado como goleadores con tres tantos cada uno.

El ataque no ha sido problema hasta el momento para Rayados pues tienen diez goles a favor por solo tres en contra, el que podría ser su problema es el estado en que se encuentre Rogelio Funes Mori, quien sufre una molestia en el gemelo de la pierna derecha.

De no estar listo Funes Mori, Antonio Mohamed cuenta con Jorge Benítez para reemplazarlo, el canterano Julio Cruz o de estar listo, el recién llegado Lucas Albertengo, quien aseguró que está listo si es requerido, pero por solo tener días en el equipo, Mohamed podría llamarlo para el juego de media semana.

Así que la delantera de Rayados tendría a Funes Mori, Dorlan Pabón y Avilés Hurtado, con una media cancha compuesta por Carlos Sánchez, Celso Ortiz y Jonathan González y en la defensa, José María Basanta y Nicolás Sánchez, tendrían como laterales a Stefan Medina y Leonel Vangioni, con Hugo González en la portería, sin embargo, podrían darse variantes por la cercanía del siguiente partido.

Aunque no es de los más goleadores ni de los menos goleados, Toluca tiene el ingrediente especial de su cancha para someter a sus rivales, algo de lo que los Rayados deberán tener sumo cuidado.

// El Porvenir