La Carpeta:
1 de 10
 
.
Staff
noviembre 21, 2018, 12:28 pm

A fin de que ellos y sus familias estén más tranquilos  ante las tareas que realizan diariamente, los oficiales de tránsito de San Pedro habrán de portar chalecos antibalas, para así de cierta manera evitar cualesquiera situación de violencia atípica que se pudiese presentar, reveló Miguel Treviño de Hoyos como Felipe de Jesús Gallo Gutiérrez.

El alcalde de San Pedro, como el Secretario de Seguridad, respectivamente, revelaron e hicieron público que habrían de estar en condiciones económicas para portar de chaleco antibalas a todos y cada uno de los oficiales de tránsito de esta ciudad.

La medida cual no surge tras la ejecución de uno de sus oficiales la semana pasada, ya de venía pensando aplicar por parte del Ayuntamiento, no solo de la presente gestión sino de la del ex edil Mauricio Fernández Garza.

De hecho Gallo Gutiérrez reveló que hay de manera económica y bodega los chalecos  antibalas, ello a fin de poder darles una mucha mayor tranquilidad a sus compañeros viales de realizar bien sus tareas diarias.

"Esta medida no la hacemos por lo que pasó, afortunada hay en el stock y en existencia del área de seguridad, y todos nuestros tránsitos habrían de portar chalecos antibalas", dijo el jefe de seguridad pública sampetrina.

En este tema el alcalde independiente Miguel Treviño de Hoyos  solo se limitó a expresar que todo lo que coadyuvar a mejorar la seguridad de la sociedad y velar por la integridad física de su personal, sería aplicado.

"Si ellos (tránsitos sampetrinos) habrán portar chalecos antibalas, más no así armas, porque el porte y eso no esta en el marco jurídico y esa es otra finalidad".

Es de recordar que la tensión de la inseguridad ocasionó mucha incertidumbre ante la comunidad sampetrina desde la semana pasada en que se ejecutara a un tránsito cuando esté abanderada labores de obras públicas.

Y más aún por la hazaña cobarde en que esté hecho se realizará, donde el ejecutor accionará su arma de fuego a quema ropa contra el oficial que no portaba arma y a plena luz del día en plena avenida Morones Prieto.

// El Porvenir