La Carpeta:
1 de 10
 
Construir un Monterrey con bases sólidas desde su raíz, es decir, desde la unidad de sus familias, es una visión que tenemos clara todos los que aquí vivimos y a los que amamos a esta tierra.
Margarita Arellanes
junio 11, 2012, 7:17 am

Construir un Monterrey con bases sólidas desde su raíz, es decir, desde la unidad de sus familias, es una visión que tenemos clara todos los que aquí vivimos y a los que amamos a esta tierra.

Pareciera que el desorden social y urbano, las distintas y contrastantes realidades en la que vivimos los regiomontanos y la falta de oportunidades para los que menos tienen, son parte de una forma de vida que se ha hecho costumbre y a la que somos ciegos o pareciera que somos, simplemente ajenos a esa realidad tan cercana, pero tan lejana a la vez.

Somos conscientes de que una gran cantidad de personas que comenten delitos graves en Monterrey, esta conformado por jóvenes menores de 20 años de edad. Son jovencitos de escasos 15 ó 18 años. Y ante esto, las autoridades y los Gobiernos tenemos una gran responsabilidad que debemos asumir sin pretextos. Sin embargo, me pregunto ¿en donde están los papás de estos jóvenes? ¿Por qué no existe una responsabilidad jurídica que obligue a los papás de estos jóvenes a hacerse responsables de las consecuencias de los actos de sus hijos? En otros países, la justicia hace responsable al padre o tutor de cualquier joven, lo que los obliga a estar al pendiente y establecer mejores estrategias de comunicación y convivencia hacia el desarrollo y la unidad de las familias. Claro, de la mano de sus gobiernos, quienes ofrecen toda una infraestructura suficiente y eficiente para contrarrestar en gran medida, los vicios y las fallas de las sociedades modernas.

Aquí surge una pregunta importante: ¿Cómo vamos a reintegrar a estos jóvenes al seno familiar y brindarles oportunidades académicas y laborales para un futuro que los conduzca a una integración real y productiva a la vida económica, social y cultural de nuestra comunidad?

La respuesta esta en una sola palabra: "VALORES".

Mi gobierno centrará sus programas, sus convenios, sus estrategias y sus recursos a mejorar el ambiente de seguridad en todo el municipio y para brindar mejores oportunidades para las familias regias que más lo necesitan. Ese es el compromiso mas grande. Y, para ello, haremos un esfuerzo sin pretendientes dirigido a brindar la mayor cantidad de apoyo e infraestructura hacia fortalecer los lazos de unión de cada familia regia, inculcando valores.

Son los valores los que forman la conciencia de una persona. Son éstos los que nos conducen a mejorar la forma en la que nos interrelacionamos con los demás. Son los que hacen que podamos comprender lo que significa el respeto y el amor a nosotros mismos y hacia el resto de los que aquí vivimos. Una sociedad guiada por valores, es una sociedad próspera y fortalecida. Es una sociedad que es capaz de convivir en plena armonía y de manera pacífica.

En una sociedad con valores, es posible volver a salir a las calles y a los parques, porque sentimos un ambiente de confianza y de seguridad. Porque podemos confiar en nuestras autoridades. Porque podemos ser responsables de lo nuestro y de lo que no es nuestro, es decir, de lo que es de todos. Porque podremos sentir amor y brindar cuidado a los árboles y las bancas del parque. Porque sabemos que nuestros hijos pueden convivir con otros niños y con la comunidad. Podemos dejar de estar aislados en nuestras casas, sabiendo que afuera encontraremos un lugar seguro para salir a divertirnos y convivir.

Durante la presente campaña política, como candidata a la alcaldía de Monterrey, he establecido convenios con universidades e institutos para desarrollar programas de integración y difusión de valores para los jóvenes, para los padres de familia, para las mujeres y para las personas de la tercera edad. También para que en las escuelas primarias, secundarias, preparatorias y universidades de Monterrey se inculque y se difunda una cultura de valores dirigida a todos los niveles.

Estoy segura de que coincidimos en que la educación es la base más adecuada para resolver nuestras grandes diferencias y dificultades de seguridad que hoy vivimos. La educación brindará mejores oportunidades laborales a todos los regios y así, un mayor ingreso económico. Incentivará el desarrollo de nuevas micro y pequeñas empresas, al igual que el desarrollo de talentos académicos, artísticos y difusores de valores.

Debemos hacer que esta ciudad nos pertenezca, pero no solo por la casa o el coche que aquí tenemos, sino por las calles, los parques, la cultura y la gente regia, que también, son nuestros y de todos.

Trabajemos juntos por un mejor Monterrey. Pongámonos de acuerdo para saber qué es lo que nos corresponde hacer y con qué podemos aportar para resolver los problemas que nos afectan.

Por un Monterrey Seguro con Honestidad.

Gracias una vez más por tu confianza.