La Carpeta:
1 de 10
 
La gran noche de Bruno Mars en los premios Grammy registró la teleaudiencia más baja en casi una década para la gran fiesta de la música: sufrió una caída de 24% respecto al año pasado // James Franco es removido de la portada de la revista Vanity Fair // Podría Shatner volver a Star Trek.
Staff
enero 30, 2018, 9:06 am

La gran noche de Bruno Mars en los premios Grammy registró la teleaudiencia más baja en casi una década para la gran fiesta de la música: sufrió una caída de 24% respecto al año pasado.

La compañía Nielsen calculó este lunes que 19,8 millones de personas sintonizaron los Grammy, frente a los 26,1 millones de 2017. Fue la menor audiencia para los Grammy desde 2009, cuando se registraron 19 millones.

El espectáculo de este año no contó con la participación de superestrellas como Adele, Beyoncé y Taylor Swift. Había sido apodada como una gran noche para el rap, y aunque puede que ese sea el género musical más popular en este momento, quizás no logró atraer a los seguidores más casuales de la música.

El rapero Kendrick Lamar inauguró la ceremonia con un popurrí que incluyó a un grupo de bailarines fingiendo ser baleados. El cómico Dave Chappelle incluso le ofreció una explicación a los espectadores que pudieron haberse sentido incómodos: "Lo único más aterrador que ver a un hombre negro ser honesto en Estados Unidos es ver a un hombre negro siendo honesto en Estados Unidos", dijo.

El espectáculo tuvo algo de contenido político, con un cameo de Hillary Clinton leyendo un fragmento del exitoso libro de Michael Wolff sobre la administración de Donald Trump, Fire and Fury, así como comentarios sobre los derechos de las mujeres, la violencia armada y la inmigración.

En el canal Fox News se manejó la teoría de que una "diatriba anti-Trump" habría ahuyentado a algunos televidentes.

"Puedo imaginarme los televisores siendo apagados cuando se tornó político", dijo Ainsley Earhardt, una presentadora de Fox & Friends, el programa matutino predilecto del presidente.

La caída en los ratings también fue notable en comparación con otras ceremonias de premios. Las más recientes transmisiones de los Globos de Oro y los Oscar bajaron 4% respecto al año previo, mientras que el índice de audiencia de los premios Emmy el pasado septiembre se mantuvo casi igual que el del año anterior, dijo Nielsen.

Los ratings de los Grammy se mantuvieron entre los 20 y 30 millones de espectadores la pasada década, con un máximo de 39,9 millones en 2012, cuando la gala se realizó poco después de la muerte de Whitney Houston.

James Franco es removido de la portada de la revista Vanity Fair

El actor estadunidense James Franco fue eliminado de la portada anual de la revista Vanity Fair llamada “Hollywood”,  la más importante de la publicación ya que retrata a las figuras más sobresalientes de la industria, en la que originalmente estaba incluido.

“Tomamos la decisión de no incluir a James Franco en la portada de Hollywood una vez que nos enteramos de los alegatos contra él por su mala conducta”, comentó un vocero de Vanity Fair para The Hollywood Reporter.

El medio también informó que inicialmente el actor estaba contemplado para ir a la portada, además de que las fotografías para esa parte de la revista ya se habían tomado, así como la entrevista que al final decidió no incluirse.

La decisión viene luego de que el periódico Los Angeles Times publicara una serie de acusaciones contra el histrión, que lo señalaban como victimario de agresión y abuso sexual contra cinco mujeres.

Podría Shatner volver a Star Trek

A sus 86 años, William Shatner es un usuario de Twitter sorprendentemente activo. El actor que dio vida al Capitán Kirk en la serie original de Star Trek suele interactuar con sus seguidores a través de la citada red social, y recientemente respondió a una solicitud que ha hecho saltar las alarmas. ¿Estará Shatner en la nueva película de Star Trek dirigida por Quentin Tarantino?

"Depende del guión pero, si este fuese bueno, entonces por supuesto. ¿Por qué no?".

El veterano actor confesó así que, siempre que el guion sea de calidad, estaría dispuesto a involucrarse en un proyecto que Tarantino tiene planeado rodar como película de clasificación R.

A falta de más detalles, se sabe que el cineasta de Knoxville habló con J.J. Abrams, director y culpable del éxito de la última trilogía reiniciada de Star Trek, acerca de la forma de abordar esta nueva película. Ambos estuvieron de acuerdo en que tomarla como calificación sería la mejor opción, por lo que cabe esperar una cinta más oscura todavía que lo visto hasta el momento.

Por ahora tampoco han trascendido noticias sobre el reparto. Se desconoce si Quentin Tarantino ha valorado traer o no de vuelta a algún antiguo miembro del elenco, como es el caso William Shatner, u otros más recientes Chris Pine, Zachary Quinto, Zoe Saldana y Simon Pegg.

Patrick Stewart ha sido otros de los intérpretes que recientemente han expresado su interés en formar parte de la película. Todavía no está claro si este proyecto tomará el relevo de la trama que trazó Star Trek: Más allá, la última entrega de la trilogía de Abrams en 2016, por lo que el reparto queda a expensas de las decisiones de Tarantino y, cómo no, de los propios actores en caso de que finalmente fuese la continuación.

// El Porvenir / Medios