La Carpeta:
1 de 10
 
Chofer de por vida –de joven lo fue de Mauricio Fernández, actual alcalde de San Pedro y uno de los patricios de los que escribió Elena Garro– Víctor Fuentes sigue en la talacha, en la vía, su tarea es llevar a Alejandra al Senado, ahí la lleva.
Jose Jaime Ruiz
abril 13, 2018, 5:36 am

San Pedro Garza García, Nuevo León, es uno de los lugares más racistas del planeta, puede haber caridad o filantropía, pero no se tolera, por ejemplo, la mendicidad: no hay ni puede haber mendigos pidiendo comida o dinero o ayuda en sus calles y avenidas. Vivir aquí es excluir al otro, al extraño, al ajeno. La exclusividad del municipio pudiente cuesta, por eso importa el rango, el apellido.

Elena Garro –quien sepa de amores que calle y comprenda, podría haber cantado su exesposo Octavio Paz– confundió San Pedro con Monterrey: “Luego nos fuimos a otra dimensión. Volamos a Monterrey. Ahí llegas al extranjero. Me hicieron fiestas. Fue donde más me homenajearon (…) No son ni norteamericanos ni mexicanos. Son como romanos. Parecen, al menos a mí me lo parecieron, patricios y patricias romanos. Poderosos, elegantísimos, personas que no se ven en el resto del mundo. Es un estilo muy distinto al del Distrito Federal o al de la provincia”.

En las fórmulas al Senado hay un chiste local: el chofer y la señora Daisy. El PAN en Nuevo León eligió al hasta hace unos días alcalde de San Nicolás (Nacolás), Víctor Fuentes, como su hombre al Senado. Como pareja en la fórmula Alejandra Sada. En Nuevo León los apellidos importan, aunque haya de Sada a Sada. Pues bien, por prieto, tartamudo y por xenofobia, a Víctor Fuentes ya se le conoce en San Pedro como el chofer de Miss Daisy.

¿Está conduciendo, paseando bien el chofer Fuentes a la señora Sada? Hasta ahora sí. Van arriba en las encuestas, seguidos por los priistas Jorge Mendoza y Martha de los Santos. Quienes se rezagan son Samuel García (Movimiento Ciudadano) y Álvaro Suárez (Morena). Adelitas de ocasión, para el primero su compañera de fórmula lo distrae; para el segundo, sin lana la trabajadora Judith Díaz poco puede hacer.

Chofer de por vida –de joven lo fue de Mauricio Fernández, actual alcalde de San Pedro y uno de los patricios de los que escribió Elena Garro– Víctor Fuentes sigue en la talacha, en la vía, su tarea es llevar a Alejandra al Senado, ahí la lleva.