En esta última sesión de la semana, el peso cerró con una apreciación mínima de 0.06 por ciento o 1.2 centavos, para cotizar alrededor de 19.09 pesos por dólar, única divisa en la canasta de los principales cruces en registrar un avance.

Banco Base refirió que la ganancia del peso se debió a que el índice de inflación en enero se ubicó por debajo de las estimaciones del mercado, gracias a una disminución en los precios de la gasolina durante la primera quincena y a una corrección a la baja en los costos de frutas y verduras en los últimos 15 días del mes.

El grupo financiero detalló que, a pesar de contar con la inflación más baja en los últimos 24 meses, la Junta de Gobierno del Banco de México (Banxico) seguirá atenta a los riesgos alcistas en ese sentido, y decidió no bajar la tasa de interés, la cual se mantuvo en 8.25 por ciento; sin embargo, aseguró estar preparada para subirla en caso de que sea necesario.

Ante este escenario, el dólar libre cerró a la venta este viernes hasta en 19.43 pesos, nueve centavos menos con relación al cierre del viernes, y se compró en un precio mínimo de 18.00 pesos en bancos de la Ciudad de México.