El titular de la Secretaría de Comunicaciones y Transporte (SCT), Javier Jiménez Espriú, aclaró que el propietario legal de un departamento en Houston, Texas, con valor de más 6.6 millones de pesos es su hijo y no él.

En un comunicado, señaló que el inmueble fue adquirido en 1992 por su esposa, Elisa Margarita Gutiérrez Saldívar, y que en 2016 fue donado a la sociedad estadounidense Houston Realis Real State Inc, de la que fungió como fundador y único administrador.

Previo a su regreso al gobierno federal como integrante del gabinete de Andrés Manuel López Obrador, Jiménez Espriú decidió transferir sus acciones en Houston Relais a su hijo, Javier Jiménez Gutiérrez, por lo que la propiedad del departamento corresponde al vástago del funcionario.

“Si bien Javier Jiménez Gutiérrez se desempeña como administrador de tal sociedad, su servidor no tiene relación alguna con ella. Por lo anterior, el inmueble en mención no fue reportado en la declaración patrimonial de su servidor”, se lee en un fragmento del posicionamiento.

Fotografía propiedad de Cuartoscuro