El Grupo Legislativo local del PRI, a través del diputado Álvaro Ibarra Hinojosa, anunció que presentará una iniciativa de reforma a la Ley Federal de Protección al Consumidor. Con esto se pretende regular con mayor claridad la cobranza extrajudicial que realizan las personas físicas y morales a quienes hayan contratado un crédito, préstamo o financiamiento,

Ibarra recordó que, en el 2014, la cobranza extrajudicial se reguló en la Ley para la Transparencia y Ordenamiento de los Servicios Financieros: “Sin embargo no se armonizó la Ley Federal del Consumidor, ocasionando incertidumbre al ciudadano en las disposiciones ordenadas, como lo son: la obligación de bancos y comercios de informar de manera pública quiénes son los despachos externos que, en su momento, les requerirían el cobro, así como la atribución de la CONDUSEF de regular la cobranza, y la posibilidad del ciudadano de dar seguimiento a su caso”.

El legislador insistió en que esta propuesta pretende regular mejor las llamadas telefónicas de cobranza que, en varios casos, se convierten en chantajes y amenazas por parte de despachos no autorizados.

“Con la reforma a la Ley Federal de Protección al Consumidor buscamos precisamente proteger al consumidor de las cobranzas ilegales que suelen surgir con la adquisición de una deuda. ¿Por qué ‘ilegales’? Porque al no estar reguladas ampliamente, éstas se pueden prestar a chantajes e intimidaciones para los ciudadanos”.

Ibarra Hinojosa insistió en que con la reforma se busca dar certeza jurídica al ciudadano respecto al despacho que debe realizar la cobranza. “Aprobándose la reforma federal, se le dará seguridad al ciudadano de que el despacho de cobranza es legítimo y supervisado, tanto por la institución bancaria o comercial, así como por la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros, por lo que deberá dirigir con respeto y legalidad hacia la persona”.