Después de una comentada fiesta que acaparó todos los titulares, Jennifer Aniston y sus amigas han vuelto a ser noticia pero esta vez por un asunto menos agradable.

Y es que al parecer, la protagonista de Friends viajaba con Courteney Cox y un grupo de amigas hacia Cabo San Lucas, cuando su avión privado tuvo que hacer un aterrizaje de emergencia después de que en el despegue la aeronave perdiera una llanta, lo que implicó momentos difíciles, según reportan distintos medios internacionales.

A pesar de las desavenencias del inicio de su viaje, se reporta que han llegado con bien a su destino y están listas para celebrar los 50 años de la actriz con su viaje.

Las dos actrices se encontraban viajando en un avión privado camino a Cabo San Lucas por al medio día del viernes cuando durante el despegue del aeropuerto de Los Ángeles perdieron una llanta del tren de aterrizaje.

Aunque lograron volar en estas condiciones hasta territorio mexicano, tuvieron que volver a Ontario, California, cuando se determinó que no era seguro que aterrizaran.

Se dice que por tres horas, la aeronave tuvo que sobrevolar la zona para agotar la mayor cantidad de combustible posible y poder aterrizar de forma segura en la pista en la que ya las esperaba un equipo de bomberos por si se diera alguna eventualidad.

Una vez ahí, las actrices y sus amigas tuvieron que esperar por más de dos horas en el lugar antes de recibir la autorización para volver a retomar su camino en un avión de mayor tamaño, también privado. No fue sino hasta después de las 7 de la noche que se pudo ver llegar a Cabo a las actrices, visiblemente cansadas de un día complicado.

El reporte de complicaciones en un avión fue dado a través de las redes sociales de las autoridades de Ontario e incluso, el video del aterrizaje fue transmitido en directo por los noticieros locales, pero no fue sino hasta un día después que se supo se trataba de la aeronave de Aniston y Cox.