El titular de la Unidad de Inteligencia Financiera de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, Santiago Nieto, señaló que un pariente del titular de la Comisión Reguladora de Energía, Guillermo García Alcocer, realizó viajes a Guatemala y El Salvador, en una práctica que se asemeja a un esquema común en el lavado de dinero.

Este lunes en conferencia de prensa desde Palacio Nacional, Nieto presentó un reporte de actividades sobre el primo y hermano de la esposa de García Alcocer, quienes laboran para empresas del sector energético y podrían constituir un conflicto de interés por el cargo que desempeña el presidente del organismo autónomo.

De acuerdo con el informe, el ciudadano Mario Barreiro Castellanos tiene participación en tres empresas vinculadas al sector energético, lo que contradice la versión de García Alcocer, quien reconoció el involucramiento de su cuñado sólo en la empresa danesa de nombre Vestas.

Según lo expuesto por el titular de la UIF, Barreiro Castellanos trabaja para la filial mexicana de Vestas que sí se encuentra regulada por la CRE. Además, es representante legal de otras tres entidades: una de actividad comercial que tiene un proyecto de 186 pozos operativos de Pemex del Bloque Soledad, en el estado de Veracruz, otra compañía enfocada a la comercialización de productos químicos que en 2013 ganó una licitación de ductos en la cuenca costera de Chicontepec, Veracruz, y una tercer empresa dedicada a la perforación de pozos petroleros y de gas, de la cual la empresa 2 funge como accionista.

La tercer empresa señalada realizó, entre 2014 y 2018, transferencias bancarias internacionales por más de 47 millones de pesos y 148 millones de dólares. Nieto subrayó que dichos montos no corresponden con los ingresos reportados al Servicio de Administración Tributaria por la empresa 2 señalada como accionista, por lo que dará vista a la Procuraduría Fiscal ante un posible caso de defraudación.

En cuanto a la posible constitución del delito de operaciones de lavado de dinero, el funcionario federal dijo que Barreiro Castellanos realizó 2 vuelos a Guatemala en 2018 y 9 vuelos a El Salvador entre 2015 y 2016. Nieto precisó que dicha información es pertinente debido a que se asemeja a un esquema común en el traslado de dinero en efectivo para su posterior dispersión.

“Una de las tipologías más importantes en el lavado de dinero consiste en el traslado de dinero en efectivo a países en Centroamérica para que a partir de ahí puedan tomarse vuelos privados o públicos para llevar dinero a paraísos fiscales. No estamos afirmando, sino resaltando que se trata de una de las tipologías más conocidas en el lavado de dinero”, señaló el titular de la UIF, quien agregó que además también se cuenta con datos sobre operaciones de triangulación.

En cuanto al primo hermano de la cónyuge del presidente de la CRE, identificado como Santiago García Castellanos, Nieto dijo que son 5 las empresas en las que percibe un suelo como directivo y que sus ingresos no corresponden a lo que reporta a la Hacienda Pública, por lo que también se dará vista a las autoridades correspondientes sobre esa posible conducta evasora.

Foto propiedad de: Galo Cañas/Cuartoscuro