Siete meses después de una sobredosis que casi le cuesta la vida, la cantante Dami Lovato volvió a tener una recaída y debió internarse nuevamente en una centro de rehabilitación.

De acuerdo a los medios locales, la ex estrella de Disney se encuentra en un centro médico en Hawaii debido al stress que le provocó una broma que hizo en Twitter sobre la detención y deportación del rapero 21 Savage, la cual generó que volviera a caer en las drogas.

El 24 de julio Lovato fue hospitalizada luego de una sobredosis en su mansión de Hollywood Hills, que actualmente se encuentra a la venta por USD 8 millones. Permaneció dos semanas antes de ser dada de alta para buscar tratamiento. Si bien al principio se creyó que era de heroína, al final se conoció que había sido algo peor aún. En su cuerpo encontraron restos de una sustancia llamada fentanilo, la misma droga que mató a Prince.

Parece que las últimas críticas que ha recibido en las redes han sido el motivo de queLovato tenga que ser de nuevo internada. Su comentario en Twitter sobre el rapero 21 Savage, quien fue detenido por los agentes inmigración de Georgia, le valieron un aluvión de críticas.

Los usuarios de las redes sociales no tardaron en cargar contra la intérprete tachándola de “drogadicta”. Una situación que le hizo muy mal y le habría provocado una recaída.

La ex estrella infantil ha luchado contra sus adicciones y enfermedades mentales durante años. En marzo de 2018 celebró seis años de sobriedad, pero solo tres meses después, reveló que había sufrido una recaída cuando lanzó su single autobiográfico “Sober” .

A finales de septiembre, Dianna de la Garza, la madre de Lovato, habló sobre el estado de salud de la cantante: “Está feliz, está sana. Está trabajando en su sobriedad”.