Desde que los Óscar comenzaran hace 91 años, la alta costura y glamur han marcado el ritmo de la alfombra roja. Este año, un tono más intenso y sin las míticas estatuillas doradas abriendo paso, se ha vuelto a ver tendencias que apetecen un montón, sobre todo para los hombres.

La alfombra roja de los Óscar 2019 no ha defraudado. Este año, pasará a la historia como la edición en la que la estética varonil ha superado a la de la mu

El atrevimiento, colorido y originalidad de hombres como Chadwick Boseman, Jason Momoa, Adam Lambert o Tommy Hilfiger, quien apostó por un esmoquin de cuadros escoceses en distintos tamaños y distintos colores, un modelo que parece confeccionado con retales y que sin embargo le sentaba bien, han marcado la pasarela.

La mayoría de los varones eligieron su vestuario con tino, querían despuntar y brillar. Uno de los estilismos más comentados y arriesgados de la noche fue el de Billy Porter, que apareció con un esmoquin de terciopelo negro y falda de gran volumen, camisa blanca con puños plisados y aderezado con una vistosa pajarita, que dejó a muchos con la boca abierta. Un modelado romántico firmado por Christian Siriano.

El más elegante de la noche fue Chadwick Boseman, siempre fiel a Givenchy lució un esmoquin estallado de lentejuelas y camisa negro con larga lazada, un dandy.

Mark Ronson, remarcó la elegancia británica con un esmoquin negro, ribeteado en blanco, de tendencia pijama, uno de los mejor vestido de la noche junto a Richard E. Grant, elegancia en estado puro con un esmoquin de terciopelo granate, pantalón negro y pajarita.

Otros actores como Diego Luna, Willem Dafoe, Viggo Mortensen o Bradley Cooper prefirieron no arriesgar y apostaron por el clásico esmoquin, aunque esta prenda no a todos sienta igual.

Impecables resultaron Henry Golding, que domina esta prenda como nadie y Rami Malek, quien se llevó la estatuilla a la mejor interpretación por “Bohemian Phapsody” y que brilló con uno de estilo clásico.

Javier Bardem y Ryan Seacrest prefirieron añadir notas más vanguardistas a un esmoquin más tradicional.

LAS MEJORES VESTIDAS.

Los Óscar, por excelencia, son la fiesta del cine, pero también el desfile de moda más variopinto, el más esperado y el más deseado. Repasamos los mejores “looks” de esta gala en su última edición.

1.- Charlize Theron, bellísima, con un modelo de la casa Dior en azul celeste, de manga larga y espalda descubierta.

2.- La intérprete y cantante Lady Gaga llegó al teatro Dolby de Los Ángeles de riguroso negro con un vestido palabra de honor con caderas arquitectónicas de Alexander McQueen.

3.- Glenn Close, nominada por “The Wife”, fue la realeza hecha mujer de la alfombra roja, con un vestido capa dorado de Carolina Herrera, un modelazo de doce kilos de peso.

4.- Gemma Chan escogió un modelo voluminoso sin mangas y cuello en forma de flor en color rosa fucsia, un diseño firmado por Valentino.

5.- Emma Stone, elegante hasta lo escultórico, llevaba un vestido tallado con miles de lentejuelas en tonos bronce y ámbar, una creación que lleva la firma de la “maison” Louis Vuitton.

6.- Regina King derrochó poderío con un vestido palabra de honor, con cola y abertura lateral, en un blanco inmaculado a juego con sus “stilettos” del diseñador Oscar de la Renta.

7.- Rachel Weisz, con melena negra, pelo liso y una diadema de inspiración griega, ha lucido un diseño rojo de la marca Givenchy, confeccionado con dos tejidos: seda y lúrex.

8.- Amy Adams, que estaba nominada como mejor actriz secundaria por “Vice”,
se ha decantado por un vestido de corte sirena del “atelier” Versace.

9.- Hellen Mirren llevó un diseño en rosa, de varios tonos, que estaba confeccionado a medida por el taller de la diseñadora Elsa Schiaparelli.

10.- La cantante Kacey Musgraves, una de las primeras en llegar a la alfombra roja, vistió un impresionante vestido de alta costura de tul rosa bebé de la firma italiana Giambattista Valli.

11.- Jennifer Lopez brilló con un modelo largo, de cuello vuelto y manga larga, en tono plateado del estadounidense Tom Ford, que hacía efecto de espejo roto.

12.- La actriz Marina de Tavira acertó de pleno con un modelo con escote palabra de honor en tono rojo que llevaba la firma de J. Mendel.

13.- Kiki Layne, protagonista de “If Beale Street Could Talk”, lució muy favorecida con un vestido rosa palo de Versace.

14.- La mexicana Yalitza Aparicio apostó por un diseño asimétrico en tono verde agua, firmado por Rodarte.

Modelos que fueron aderezados con importantes joyas. Por ejemplo, Lady Gaga dio un golpe de efecto, con un collar de diamantes de 128,54 quilates, que llevó Audrey Hepburn en ” Breakfast at Tiffany’s”.

Amy Adams y Glenn Close potenciaron sus estilismos con espectaculares piezas de Cartier; mientras que Charlize Theron aderezó su vestido con joyas de Bulgari.

Olivia Colman, Regina King y Mark Ronson lucieron joyas de Chopard.