El célebre cantante cumple 25 años acompañado de los rumores acerca de su posible divorcio con la modelo Hailey Baldwin, el supuesto “reality show” sobre la pareja, la preocupación de sus fans por su estado de salud o el hipotético retorno de Selena Gómez a su vida.

Más de 104 millones de personas siguen a Justin Bieber en Instagram. El artista está considerado como uno de los iconos de la música juvenil más consolidados. Su canal es uno de los que más seguidores cosechan en Youtube, donde su antiguo videoclip, “Baby”, fue el más visto en la plataforma durante su época. Ha sido amado, odiado, criticado y ensalzado por hordas de fans y detractores. Su vida, siempre es noticia.

Y, en el momento en que cumple 25 años, no podría ser de otra forma: Bieber sigue estando en la cresta de la ola, salpicado por noticias y rumores que lo consolidan junto a su esposa Hailey Baldwin en forma de “reality show”, a la par que lo separan de ella, lo relacionan con la depresión, y lo acercan a su exnovia, la también cantante e ídolo juvenil Selena Gómez, reina de Instagram.

Así, mientras las informaciones no dejan de llegar y contradecirse, desvelando incluso los mensajes entre los dos artistas, Justin Bieber celebra su aniversario en pleno foco mediático. Pero, ¿cómo empezó todo? Esta es la historia de una estrella.

DE YOUTUBE A LAS LISTAS DE VENTAS.

El 1 de marzo de 1994, en London, Canadá, Pattie Mallete, cineasta y productora, dio a luz a Justin Bieber. Le crió en Stratford, como madre soltera. Por esta rama materna familiar, su ascendencia es franco-canadiense, mientras que por parte de su padre (casado y con dos hijos con otra mujer), Justin tiene raíces alemanas, inglesas e irlandesas.

Desde pequeño, Bieber fue un niño polifacético, al que le gustaban los deportes o el ajedrez pero, por encima de todo eso, la música. Enseguida aprendió a tocar varios instrumentos (piano, trompeta, batería, guitarra…), muchos de forma autodidacta. Sin embargo, su verdadero instrumento eran sus cuerdas vocales.

Con tan solo 12 años, quedó segundo en un concurso local de canto celebrado en Stratford, en el que interpretó un tema de Ne-Yo, “So Sick”. Patty subió el video a Youtube, al que después se irían sumando otras “covers” de artistas que han constituido algunas de las principales influencias de Justin, como Usher, Stevie Wonder, o su tocayo Justin Timberlake.

Nadie imaginaría que ese joven “youtuber” musical terminaría teniendo uno de los canales con más seguidores del mundo y siendo toda una estrella, aunque algunos sí apostaron alto por él, como Scooter Braun, exejecutivo de marketing de “So So Def Recordings”, que se topó de casualidad con uno de los vídeos de Justin.

A pesar de sus dudas, Patty, en parte convencida por los pastores de la iglesia según cuenta la leyenda, dejó finalmente que, con tan solo 13 años, su hijo viajara a Estados Unidos, concretamente a Atlanta, Georgia. Allí, grabó su primer sencillo, “One Day”.

Pronto, y con Usher (uno de los ídolos del joven) como manager, firmó un acuerdo con Raymond Braun Media Group (RBMG) e Island Record en 2008. Se dice que Justin Timberlake, su otro ídolo, también se interesó por Bieber en aquella época.

Mientras grababa el que sería su EP debut, “One Time” vio la luz en julio de 2009, y se posicionó entre los primeros puestos de la Canadian Hot 100. Para 2010, ya tenía certificación de platino en Estados Unidos, y adquirido un notable éxito internacional.

A partir de ahí, la fama ya era un hecho, y le siguieron los álbumes “Under the Mistletoe” (2011), “Believe” (2012), y “Purpose” (2015), así como los recopilatorios “My Words Acoustic” (2010), “Never Say Never – The Remixes” (2011) y “Believe Acoustic” (2013).

DE “JELENA” AL MATRIMONIO CON HAILEY.

Desde entonces, ha colaborado con diversos artistas internacionales, como en el remix de “Despacito”, el “hit” latino de Luis Fonsi y Daddy Yankee ; o el single “Friends” con el compositor y productor BloodPop.

Pero además de por su éxito, Justin es famoso por su vida personal, en la que destacan las creencias cristianas heredadas de su madre, o sus relaciones amorosas, especialmente la que mantuvo desde su adolescencia con la también diva juvenil Selena Gomez, que los fans bautizaron como “Jelena”.

Y es que el romance entre el ídolo de Youtube y la reina de Instagram se ha caracterizado por las constantes rupturas y reconciliaciones. La separación, aparentemente definitiva, fue en la primavera de 2018… Y, ese mismo verano, salió a la luz su compromiso con la modelo Hayley Baldwin.

En otoño, se casaron por lo civil en una ceremonia secreta y, hasta entonces, habían mantenido un voto de castidad: “Dios no te pide que no practiques sexo por él, porque tenga unas normas o cosas así. Lo que quiere es protegerte”, dijo el artista en declaraciones recientes a Vogue, y añadió “el sexo puede causar mucho daño. A veces las personas lo hacen porque no se sienten lo suficientemente bien o por falta de amor propio”.

“Quise redirigirme hacia Dios de esta forma porque realmente creí que era lo mejor para mi alma. Y creo que Dios me bendijo con Hailey”, dijo Bieber en la misma entrevista, y afirmó: “ella es la seguridad que siempre he buscado”.

Pero pese a las rotundas afirmaciones del cantante, hay quien rumorea que no todo es tan bonito como lo pintan: Justin y Hailey podrían estar en proceso de divorcio. Es lo que ha publicado el medio La República, mencionando a la revista OK!. Una noticia que se ha extendido como la pólvora través de internet.

Según estas fuentes, el compromiso con la modelo habría sido demasiado “apresurado”, y Bieber, hasta hace poco ingresado por depresión (de la que el cantante se encuentra en tratamiento según la revista People), estaría planteándose poner fin a su enlace… Y con Selena Gomez todavía muy presente en su corazón.

Esto ha hecho que muchos elucubren en torno a las declaraciones que Hailey hizo en el programa de radio “Zaza World”, conducido por la también modelo, y amiga de Hailey, Kendall Jenner: “definitivamente es aterrador ser tan joven y estar casada, sí que da miedo”. No obstante, después añadió: “siento que él es mi mejor amigo y que pasaremos juntos el resto de nuestras vidas”.

CUMPLEAÑOS AGRIDULCE.

No obstante, ni el matrimonio ni sus allegados han confirmado esta información, aunque tampoco la han desmentido. Los fans de la pareja se aferran a la noticia publicada por Page Six, de que Bieber y Baldwin celebrarían próximamente su matrimonio religioso (actualmente solo están casados por lo civil).

Además, como si quisiera desmentir los rumores, Hailey le dedicó a Justin una publicación por San Valentín en Instagram, donde se preguntaba si “sería su amor de San Valentín para siempre”, bajo una romántica foto juntos.

A esto se añadieron los rumores sobre un posible “reality show” centrado en el matrimonio, según varios medios que atribuyeron la información a RadarOnline, pero el sitio web GossipCop, encargado de verificar o desmentir este tipo de rumores, afirma que en este caso se trata de una noticia falsa. Es más, dicen que han hablado con Scooter Braun, manager de Justin, y que este ha desmentido la información.

Entre tanto, los afines a “Jelena” hacen hincapié en los rumores que hablan de que Justin y Selena habrían tenido un encuentro poco antes del día de los enamorados.

Mientras tanto, muchos fans simplemente se preocupan por el estado de salud de Bieber, a raíz de imágenes recientes en las que el artista aparece con un aspecto más desmejorado, quizá a raíz de su depresión, lo que ha llevado a los “believers” a manifestar su alarma en redes sociales.

Una preocupación que comparte su esposa, según el medio Wapa, que atribuye la información a Hollywood Life, “ella lo ama (a Justin) con todo el corazón y quiere que él sea feliz”. El mismo medio publica información de People en la que alguien allegado al cantante afirmó que “Justin está bien. Está enfocado y comprometido en recibir ayuda”.

Sobre la modelo, afirman que “es muy comprensiva, Justin es franco respecto a ella: no hace nada salvo ayudarle. Él sentiría muy perdido sin Hailey y está muy agradecido. Los dos están muy enfocados en tener un matrimonio feliz”.

La fama de Justin Bieber es tan grande que, efectivamente, las “fake news” se mezclan con las noticias reales y los rumores, y más ahora que cumple 25 años. Un aniversario algo agridulce ante tantas informaciones que lo mantienen en la cresta de la ola, pero sin duda alguna, aún le queda mucho que contar y una larga carrera por delante.