El gobernador de Colima hizo frente a los abucheos que emitieron algunos de los asistentes al mitin encabezado por Andrés Manuel López Obrador en el Instituto de Ferias, Eventos y Exposiciones de Manzanillo.

José Ignacio Peralta interrumpió su discurso de bienvenida, previo a la entrega de tarjetas de beneficiarios de los distintos Programas Integrales de Bienestar del gobierno federal. Tras algunos minutos de abucheos, el ejecutivo estatal intentó reconducir el evento con una broma, pero no obtuvo el efecto deseado.

“Desahogado el punto del día del abucheo, sigo con mi mensaje”, expresó. El presidente acompañó el intento con un aplauso, pero las ovaciones adversas continuaron. “¿No se ha agotado el abucheo todavía? ¿Cuánto tiempo más?”, cuestionó y estas siguieron unos segundos más.

Incluso cuando la secretaria María Luis Albores comenzó la entrega de tarjetas continuaban las rechiflas al gobernador priista.

Los abucheos y rechiflas contra gobernadores han ocurrido en Guerrero, Chihuahua, Baja California Sur y Sonora. A través de redes sociales circuló un supuesto “manual de abucheos” que supuestamente Morena entregaría a sus simpatizantes en las entidades gobernadas por otras fuerzas políticas.

La dirigente nacional de Morena desconoció el documento, aseguró que no existe tal manual. En tanto el presidente pidió se investigue y propuso a los gobernadores reunirse con ellos fuera de la plaza pública.