El Congreso del Estado de México aprobó por unanimidad el dictamen que elimina las prerrogativas de que gozan, desde hace 26 años, los exgobernadores con cargo al erario de la entidad, entre ellas la asignación de personal de seguridad y asesores.

Con base en ello, les serán retirados los 33 elementos de seguridad del Centro Estatal de Seguridad que tenían asignados exmandatarios como Enrique Peña Nieto, Arturo Montiel, César Camacho, Emilio Chuayffet, Ignacio Pichardo Pagaza y Alfredo Baranda.

También, los exgobernadores perderán el derecho a los recursos que recibía cada uno del gobierno estatal para pagar el sueldo de seis empleados administrativos.

Esto será posible gracias a que el dictamen aprobado deroga un decreto emitido por la Legislatura en 1945, que autoriza “premios y recompensas por los servicios eminentes o importantes que prestó” cada exgobernador de la entidad.

En 1993, este decreto fue modificado y se precisó que los exmandatarios tendrían derecho a un jefe de ayudantes, un chofer, una secretaria y tres ayudantes adicionales, además de cinco elementos de seguridad, desde comandantes, oficiales y policías.

Pese a ello, la presidenta de la mesa directiva del Congreso del Estado de México, Azucena Cisneros Coss, autora de la iniciativa, aseguró que cuenta con información de que algunos ex mandatarios tenían a su servicio hasta 32 personas.

Foto propiedad de: @Legismex