La Cámara de Diputados aprobó este martes por mayoría, en lo general y en lo particular, la iniciativa de dictamen por el que se reforma la Ley de Instituciones de Crédito y del Código Civil Federal para que personas entre 15 y 17 años de edad puedan ser titulares al abrir cuenta bancaria, sin necesidad de tutores.

La iniciativa con proyecto de decreto que envió el Ejecutivo Federal beneficiaría a más de 7.5 millones de menores de edad, al poder abrir una cuenta de banco y recibir los apoyos que otorga el gobierno de Andrés Manuel López Obrador.

El Banco de México y la Secretaría de Hacienda presentaron el programa para quitar barreras de entrada para impulsar la inversión de jóvenes entre los 15 y 17 años que pudieran tener su primera cuenta bancaria como titulares, aun sin la autorización de padres o tutores.

Con 414 votos en favor, una abstención y uno en contra, este último de la diputada Lidia García Anaya del partido Morena, se aprobó la iniciativa enviada por el presidente López Obrador.

También se aprobaron, con 404 votos en favor y uno en contra, dos reservas que presentaron las diputadas Claudia Pastor Badilla, del PRI, y Cecilia Patrón Laviada, del PAN, quienes en su exposición de motivos alertaban de los riesgos que existe con la apertura de las cuentas para los jóvenes sean víctimas del crimen organizado.

La legisladora tricolor consideró que con la reforma aprobada se abre una puerta sin contrapeso para que los adolescentes puedan ser “caldo de cultivo” para la delincuencia organizada, al considerar que podrían acercarse a ellos para hacer uso de las cuentas.

La reserva propuesta por el PRI es para que se atiendan las obligaciones y el régimen de protección que debe prevalecer para los adolescentes. Además, pide agregar un transitorio para que el Congreso de la Unión se comprometa a tener, en un plazo máximo de 180 días a la entrada en vigor del presente decreto, una adecuación integral en las distintas normas que involucran a la población entre 15 y 17 años.

Por su parte, la diputada Patrón Laviada manifestó que la intención de su reserva es dejar claro que este Poder Legislativo es intransigente en el cuidado de la seguridad de los menores de edad que serán los titulares de estas cuentas.

“No debemos permitir que dada su condición de vulnerabilidad se generen abusos por parte del crimen”, planteó al proponer que se incorporen al artículo tercero transitorio de la Ley de Instituciones de Crédito medidas para asegurar el cumplimiento del régimen de prevención de lavado de dinero.

Durante las argumentaciones en tribuna, el diputado Benjamín Saúl Huerta Corona, de Morena, dijo que la Fundación de Estudios Financieros Asociación Civil, en su análisis sobre la dinámica de acceso al crédito formal en México, precisa que las políticas públicas que buscan la inclusión financiera puedan ayudar a mejorar el nivel de bienestar de los jóvenes.

Por su parte, el panista José Rigoberto Mares dijo que la reforma robustece el sistema financiero con más ahorradores, lo cual es vital si se considera que el ahorro interno juega un papel fundamental en el desarrollo de los países, y garantizo el respaldo de su partido al considerar que la medida favorece la incorporación de los jóvenes al sistema.

Foto propiedad de: Archivo Cuartoscuro